Cincuenta


Nuevo post del blog de María Folqué y Montserrat Formoso de Funds People.

Otra semana más y no estamos en las listas. Ni en las electorales, ni en la más fashion de Falciani, que da mucho caché, aunque tengas a Montoro de por vida mirándote, escrutándote y siguiendo tus pasos. A nosotras no nos hace falta porque somos asalariadas y poco creativas fiscalmente lo cual ya nos convierte en rendidas súbditas de la Hacienda Pública sin necesidad de que nos amenace desde el telediario, pero aun así, da cosa. Tampoco es que nos sintamos mal, aunque opinemos que las técnicas de gestión de nuestra pasta son susceptibles de mejora. Por ejemplo al próximo alcalde o alcaldesa de Madrid,  le pediríamos por favor que mejore la cosa de la limpieza. Lo va a tener fácil, sería complicado limpiar menos, debe ser que andan todos concentrados en hacer limpieza interna. Por algo hay que empezar.

El caso es que sí hay una lista en la que estamos. En la de blogueras y blogueros que han llegado al post número 50, porque sí, hoy cumplimos 50 posts y hay que ver la cantidad de cosas que han pasado. Mario y Janet siguen siendo nuestros magos favoritos; los virgueros de los balances de los bancos centrales, los reyes de la anotación electrónica y los que en el fondo, mejor entienden la realidad virtual. Ahora que llega el año nuevo chino bajo el signo de la cabra, esperamos que tengan un gran ejercicio por delante dados los auspicios del bicho: solitario y resistente al final siempre consigue subir la cuesta. Suerte porque la cuesta está complicada. La crisis de Ucrania, las cuitas de Grecia y eso tan difícil de dar el primer paso y subir tipos cuando de verdad, Janet, se te nota que no te apetece nada.

Pero Yellen, maja, los buenos datos de empleo en EE.UU. de la semana pasada están metiendo presión, fortaleciendo las apuestas de que en la reunión del 16 y 17 de junio será tu estreno. Otra cosa será, si tras la primera, cuántas más le seguirán y si le pillarás el gustillo a seguir. De momento, la ausencia de presiones inflacionistas sobre los salarios –efectos de la globalización e la innovación tecnológica- hacen esperar que las subidas serán testimoniales a cierre de 2015.

Y es que ser generoso monetariamente tiene su punto. Magos y reyes todo el año. Ahí tenemos al Banco de Suecia que esta semana brindó un recorte del tipo oficial hasta el -0,10% con programa de compra de activos de regalo (10.000 millones de coronas suecas en bonos de uno a cinco años). La medida pretende frenar la debilidad de la inflación, y se suma a la tormenta de reacciones ante el QE del BCE anunciado el mes pasado y que ha de iniciarse en marzo.

¿Y cómo va lo de Grecia? Bien, gracias. Esta semana leíamos en ft.com un artículo Bill Emmott en el que analizaba los fallos en la negociación de Grecia frente al Eurogrupo de los que Reino Unido debería aprender de cara a las elecciones del 7 de marzo. “El error surge de los instintos de la política nacional”, señala el artículo, “Ello inclina al señor Tsipras y al señor Cameron a luchar solos, como países orgullosos y valientes. Grecia sostiene que es una víctima del "sometimiento" alemán y que está luchando por un mejor trato de la UE. Gran Bretaña lucha contra el estrangulamiento burocrático de los entrometidos de Bruselas. El aislamiento y el victimismo pueden sonar nobles. El problema es que tal nobleza es para los perdedores”. El posicionamiento ganador sería vender cada un de sus programas como una ventaja para sus socios y una solución para los problemas de base de Europa. Curso acelerado de marketing y ventas ya.

Entre reunión y reunión, el gobierno heleno solicitó el pasado martes una demanda formal a Alemania por la deuda histórica de la invasión nazi. Por su parte, desde Bruselas afirman que a diferencia de hace cuatro años, una salida de Grecia del euro no supondría una amenaza para el resto de países de la periferia. Negociaciones maridadas con rencor, inquina y menoscabo de los efectos colaterales de la creación de precedentes.

Próxima parada el lunes 16 en una nueva reunión del Eurogrupo donde se volverá sobre el tema. Esperamos que les siente bien el fin de semana y que el sábado le den al chocolate belga.

"La magia de Europa siempre ha sido encontrar soluciones incluso cuando pensamos que es imposible. Esta magia acabará funcionando".  Charles Michel, Primer Ministro belga.

Balada triste de Bruselas

 

Buena semana

Lo más leído