Cinco preguntas que se deben hacer a la hora de invertir


Andrew Milligan es uno de los economistas más prestigiosos del Reino Unido y su manera clara y concisa de hablar, mezclada con un ligero toque de humor británico, hacen que sus charlas como responsable de estrategias de Standard Life sean de las más esperadas. Recientemente ha pasado por España para reunirse con inversores institucionales y ha compartido las cinco preguntas que, a su juicio, siempre se deben hacer a la hora de pensar en cualquier clase de activos.

Andrew Milligan es uno de los economistas más prestigiosos del Reino Unido y su manera clara y concisa de hablar, mezclada con un ligero toque de humor británico, hacen que sus charlas como responsable de estrategias de Standard Life sean de las más esperadas. Recientemente ha pasado por España para reunirse con inversores institucionales y ha compartido las cinco preguntas que, a su juicio, siempre se deben hacer a la hora de pensar en cualquier clase de activos. Estas son: ¿cuáles son los impulsores?, ¿qué está cambiando?, ¿qué expectaciones están ya descontadas por el mercado?, ¿porqué cambiará el mercado su opinión sobre estas expectaciones? y ¿cuál es el desencadenante?".



Milligan considera que nos adentramos en un largo periodo de tipos bajos y baja inflación, en la que los beneficios serán lo más importante. Para 2010 prevé que la volatilidad se mantendrá elevada, que las decisiones políticas serán claves para el desarrollo económico y que se necesita un reequilibrio en las economías, tanto en la doméstica, como corporativa, como en el sector público. Actualmente, según este experto, nos encontramos en la segunda fase de un mercado alcista, en el que todavía persisten las dudas y que no evolucionará hasta mediados de 2011. En ese entorno recomienda que "ahora no es el momento de tener gestores pasivos; se necesita una gestión activa que pueda sacar provecho del mercado", dice.



Respecto a la economía europea, Milligan no prevé que haya ningún país que vaya a entrar en impago y considera que la mayor amenaza es que se entre en un largo periodo de poco crecimiento, al estilo de Japón, para lo que ve necesario que se acometan cortes en el gasto público y se suban los impuestos. "Es difícil de hacer y muy impopular, pero es necesari porque el peligro es si no se hace", dice. Sí que espera que la moneda europea se debilite como consecuencia del esfuerzo que la Unión Europea tendrá que hacer para ayudar a ciertos países.



También ha estado en Madrid estos días Craig MacDonald, gestor de bonso corporartivos de Standard Life. MacDondald asegura que ha aumentado sus posiciones en la deuda de Santander y BBVA pero que, por el contrario, no tiene nada de otros bancos medianos españoles. En su opinión todavía existe recorrido a la deuda corporativa, aunque advierte que no se verán los resultados espectaculares vividos en 2009.

Lo más leído