Cinco preguntas para el gestor del Invesco Pan European Equity Fund


La renta variable europea se ha tomado un respiro en este arranque de año después de la subida experimentada en 2013. El índice MSCI Europe en dólares se dejó en enero un 3,86% arrastrado por las turbulencias de los mercados emergentes. A pesar de esta corrección, John Surplice, gestor de renta variable europea de Invesco, sigue siendo alcista para 2014. Surplice cogestiona junto con Martin Walker el Invesco Pan European Equity, uno de los fondos que más expectación ha despertado en España en el último año, lo que le ha convertido en el fondo de renta variable internacional con mayor volumen de activos (1.000 millones), según datos del barómetro de Funds People. Surplice explica las razones que le llevan a ser optimista sobre la favorable evolución de la renta variable europea, a la que le sigue viendo potencial alcista, y explica en qué sectores ve más recorrido.

P: Teniendo en cuenta la modesta recuperación de la eurozona, ¿qué tipo de compañías serán capaces de comportarse bien en este entorno de bajo crecimiento?

R: Ciertamente vamos a ver un bajo crecimiento. Creo que las previsiones para este año apuntan solo a un incremento del 1% del PIB. Sin embargo, los mercados de la eurozona están formados por compañías muy internacionalizadas; muchas de ellas son globales. El crecimiento del PIB ponderado por las ventas de las compañías que cotizan en Europa será de aproximadamente un 2,5% y en ese entorno, esperamos ver algún margen de mejora y un incremento de las ganancias de doble dígito bajo.

En cuanto a las empresas en las que invertimos, personalmente no creo que ese año sea un año de dividendos per se. Por supuesto siempre es bueno conseguir dividendos, pero podría no ser necesariamente lo que necesitas en este entorno de mercado. Creo que es necesario tener exposición a valores con revisiones al alza de las estimaciones de ganancias y con potencial de mejora de sus resultados. En los dos últimos años hemos visto empresas que sufrían revisiones a la baja de sus beneficios y aun así algunas de ellas se han comportado bastante bien. Esta estrategia necesita un ajuste en 2014 porque esperamos ver una cierta recuperación de algunos resultados.

P: La Bolsa británica se comportó muy bien en 2013. Para este año, ¿cuáles son las oportunidades que los inversores no pueden perderse y que riesgos deben vigilar?

R: Como bien dices, el Reino Unido tuvo un buen comportamiento en 2013. Ha habido algunos sectores, como por ejemplo petróleo y gas, que no han contado con el favor de los inversores, con una evolución significativamente peor que el mercado en general. Vemos en ellos mucho valor. Así que si conseguimos compañías de este sector que cambien su comportamiento y quizás un poco su lenguaje, hablando más de disciplina de capital, generando más cash-flow y siendo capaces de pagar dividendos o de aumentarlos, e incluso realizar recompras de acciones, entonces creo que esta industria podría hacerlo bastante bien en bolsa.

P: ¿Cuáles son los riesgos a los que se enfrenta la renta variable de la eurozona en 2014?

R: No podemos hablar de la renta variable europea sin considerar los riesgos que ciertamente vemos en los dos próximos años. El mensaje más importante es que el riesgo actual es mucho menor que el que ha existido en los dos últimos años. La principal razón es que los bancos se han recapitalizado y ahora la mayoría de las entidades europeas tienen suficiente capital y cumplen adecuadamente los requerimientos de solvencia. Los desequilibrios que hemos sufrido en nuestras economías, en forma de grandes déficits por cuenta corriente, especialmente en los países periféricos, se han quedado atrás y muchos países tienen ya incluso superávits. Todavía tenemos déficits presupuestarios demasiado altos en algunos países, pero deberían bajar hasta niveles más manejables en un par de años. Un ejemplo es España: la previsión para este año es de un déficit presupuestario del 5,8%, todavía muy alto, pero debería bajar a un nivel más normal para 2016.

P. ¿Le preocupan las medidas regulatorias más estrictas impuestas al sector financiero?

R. Es algo que siempre me preocupa porque generalmente son políticos y reguladores los que toman decisiones sobre el capital de los bancos. Estas decisiones no siempre se toman pensando en el interés de las entidades financieras ni en sus cotizaciones. No obstante, creo que los políticos y reguladores entienden que si ponen requisitos de capital o de apalancamiento excesivamente onerosos a los bancos, limitarán la disponibilidad de los bancos para dar créditos, lo que tendrá un efecto negativo en el crecimiento económico y en la capacidad de recuperación de las economías afectadas. Esto me hace pensar que el entorno regulatorio no será peor o más duro a partir de ahora. De hecho, creo que será relativamente benigno.

P: ¿Qué sector cree que se comportará mejor en 2014?

R: Creo que será el sector bancario o el financiero en general. Las financieras representan una cuarta parte de la capitalización del mercado y el sector ha estado bajo presión desde una perspectiva de la rentabilidad en los últimos años. Sus beneficios actuales son un 60% más bajos que los de 2007. Es importante recordar que un banco es un jugador apalancado de una economía, por lo que si esta economía mejora se va a ver reflejado en una mejora de las estimaciones de beneficios del sector, lo que significa que debería ser capaz de comportarse bien en bolsa dado su actual nivel de valoraciones bajas. Habiendo dicho esto, necesita un entorno regulatorio benigno, o simplemente uno no tan oneroso, para alcanzarlo.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas