Cinco de cada diez ahorradores aceptan cualquier recomendación sin cuestionar a su asesor financiero


A través de una encuesta elaborada entre 1.289 asesores financieros europeos, EFPA Europa (Europea Financial Planning Association) señala que un tercio de los ahorradores europeos no entiende los conceptos financieros y muestra poco interés en recibir información detallada de producto. La cifra pone de manifiesto la necesidad existente de incrementar la formación financiera entre la población europea.

Otra de las conclusiones que se pueden extraer de esta encuesta es que cinco de cada diez ahorradores europeos aceptan cualquier recomendación y asignación de activos, sin cuestionar a sus asesores financieros. Este hecho pone de relevancia, señalan, la importancia de la figura del asesor financiero, que explica mediante un lenguaje claro los conceptos financieros necesarios que sus clientes entiendan la operativa de ahorro e inversión. 

Esta es para EFPA la radiografía de la situación actual de los ahorradores europeos que reciben asesoramiento financiero profesional en donde, además, los asesores preguntados declararon que seis de cada diez de sus clientes prefieren preservar y consolidar su capital, mientras que el 28% tienden a buscar rentabilidades, asumiendo un mayor riesgo.

Por otro lado, el 83% de los asesores también coincide en que los dos aspectos que más valoran los ahorradores son explicaciones claras y soluciones financieras a medida. Ambas opciones, concluyen, son cruciales para fortalecer las relaciones entre asesor y clientes.

Asimismo, destacan que a pesar de que el asesoramiento cualificado está aceptado por la industria, sólo un 11% de los clientes lo ve como un aspecto fundamental. En este sentido, inciden en que debe ser las instituciones, reguladores y entidades financieras, las encargadas de fomentar las ventajas de contar con un asesor profesional a la hora de tomar decisiones de ahorro e inversión.

Regulación 

Un punto de actualidad y que también preocupa a los asesores financieros es la regulación. El 33% de los encuestados cree que la creciente regulación del sector está condicionando el servicio que se ofrece a los ahorradores,  situación que puede influir en la relación entre los asesores financieros y los clientes que, apuntan, debe ser fluida para poder dar un servicio de calidad.

Esta regulación no sólo está influyendo a los costes de las entidades financieras, subrayan, sino también al acceso que los clientes tienen a determinados productos de inversión. No obstante, el 70% de los encuestados asegura que esta limitación no supone un peor asesoramiento a los clientes, aunque es un tema que MiFID II debería tener en cuenta entre sus futuras directivas.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 3 Siguiente

Lo más leído