Ciclo de vida y acciones value, tendencias entre los planes de pensiones que más captan en el inicio de año


Los planes de pensiones individuales no están teniendo un buen arranque de año en lo que a captaciones se refiere. A cierre de marzo, según los últimos datos de Inverco, los planes de pensiones registran prestaciones netas cercanas a los 60 millones de euros. En los tres primeros meses del 2017, estos productos han logrado aportaciones brutas de 192 millones. Sin embargo, las prestaciones brutas han sido mayores, de 251 millones.

No obstante, a pesar de este mal dato de captaciones de los planes de pensiones en el inicio de curso -por otro lado, normal, al haberse quedado ya atrás la última campaña comercial de pensiones de las grandes entidades-, hay productos y compañías que están protagonizando la tendencia positiva del 2017 en lo que respecta a estos productos de ahorro para la jubilación.

Entre las tendencias más demandadas, se encuentran los planes con ciclo de vida de VidaCaixa e ING Direct (gestionados por Renta 4), los objetivos de rentabilidad garantizados de BBVA y los de renta variable con enfoque value investing de boutiques independientes como Magallanes Value Investors (gestionado por Caser) y azValor Asset Management (gestionado por InverSeguros).

Por encima de los 10 millones de aportaciones netas hasta marzo, solamente hay dos planes que consigan batir esta barrera: el CaixaBank Destino 2022, con 12,9 millones, y el Magallanes Acciones Europeas, con 12,7 millones.

Varios de los planes con ciclo de vida de VidaCaixa (la gama Destino) se sitúan en el top10 por captaciones, como ocurre con el Destino 2022 anteriormente mencionado, el Destino 2030 (9,7 millones) y el Destino 2040 (4,2 millones). Con esta misma filosofía de ciclo de vida (la gama Planes Naranja Dinámicos), ING Direct logra colocar entre los diez primeros puestos del ranking los planes ING Direct 2030 e ING Direct 2040, con 6,1 millones y 4,2 millones, respectivamente. Estos productos no garantizados modulan el nivel de renta variable y renta fija (es decir, el nivel de riesgo) de manera decreciente para las acciones y creciente para los bonos a medida que se acerca la fecha propuesta, coincidente con la estimación de jubilación.

Las boutiques de renta variable también están reteniendo el interés de los ahorradores a más largo plazo. Junto al Magallanes Acciones Europeas, se cuela en el top10 por captaciones el azValor Global Value, con 9,3 millones. Ambos productos invierten principalmente o, mayoritariamente (en el segundo caso), en renta variable europea bajo los principios del value investing: comprar, con una visión a largo plazo, buenas compañías a un precio por debajo de su valor intrínseco, es decir, con margen de seguridad suficiente.

Una tercera tendencia es la marcada por la gama BBVA Protección. Son productos que garantizan la totalidad de las aportaciones y traspasos efectuados en cualquier fecha anterior a los seis meses precedentes a la fecha de vencimiento de la garantía y, además, garantizan las revalorizaciones que los planes vayan consiguiendo trimestralmente. De esta gama, los planes BBVA Protección 2025 (7,5 millones) y BBVA Protección 2020 (4,1 millones) también consiguen alojarse en el top10 de planes de pensiones individuales con mayores aportaciones netas hasta marzo.

Empresas

Noticias relacionadas