Christoph Butz, gestor de Pictet Timber


La mitad de la cartera del fondo invierte en compañías propietarias de bosques, que pueden dejar crecer sus árboles cuando los precios son bajos y proporcionan cierta protección contra la inflación, lo que en algún momento tendrá lugar con todas las medidas de estímulo monetario, especialmente atractivo para inversores institucionales. Mientras hemos movido posiciones más cíclicas en empresas de empaquetamiento industrial a empaquetamiento de consumo e higiene, más defensivas. También tenemos posiciones en empresas que aprovechan residuos forestales para producir electricidad, como la canadiense Boralex o propietarias de bosques con servicios públicos, como Brookfield Infraestructures.

 

En cualquier caso interesan compañías cíclicas como las finlandesas Stora y UPM, que han llegado a estar muy baratas y pueden mejorar rápidamente. La exposición media a mercados emergentes es aproximadamente una cuarta parte de los activos, en mercados atractivos como Chile o Brasil, donde los bosques crecen muy rápidamente, especialmente entre compañías con mayor orientación a consumo doméstico como la brasileña Suzano.

Lo más leído