Chris Rice: “China es la mayor burbuja desde la tecnológica”


China será la inversión más decepcionante de la década, al igual que lo fue la burbuja tecnológica de los años 90, según las declaraciones de Chris Rice, gestor del fondo Cazenove European, de las que se hace eco #a# href='http://www.citywire.co.uk/selector/home.aspx' #aa# Citywire. #/a# El fondo tiene un patrimonio de 764 millones de euros pero Rice cogestiona, junto a Steve Cordell, activos por valor de 2.800 millones de euros en estrategias tanto long-only como long-short.

China será la inversión más decepcionante de la década, al igual que lo fue la burbuja tecnológica de los años 90, según las declaraciones de Chris Rice, gestor del fondo Cazenove European, de las que se hace eco Citywire. El fondo tiene un patrimonio de 764 millones de euros pero Rice cogestiona, junto a Steve Cordell, activos por valor de 2.800 millones de euros en estrategias tanto long-only como long-short.

Haciendo gala de un escepticismo compartido por la minoría de gestores, muestra su preocupación comparando la recuperación bursátil de 2009 con la de 2003, pues cree que el crecimiento esperado en China ha distorsionado el mercado y sus valoraciones. “Sentimos que el rebote bursátil del pasado año viene de valores arriesgados que no estaban baratos, principalmente materias primas y firmas industriales, mientras la recuperación de hace seis años procedía de sectores que sí estaban baratos a largo plazo”.

El gestor asegura que las altas valoraciones de estas dos áreas (commodities y sector industrial) se deben a su asociación con China, porque el mercado cree que es un motor de crecimiento estructural y paga una prima excesiva por valores con exposición allí frente a los beneficiados por el consumo occidental. “Ocurre lo mismo con China que con la burbuja tecnológica: el mercado paga demasiado por los potenciales beneficios que generará, pero en los próximos 18 meses todo se descubrirá”, asegura Rice.

Rice acertó en 2007 con sus previsiones bajistas y se convirtió en uno de los gestores europeos con más éxito en 2008. Aunque apostar contra China le costó caro el año pasado, ha logrado rentabilidades del 35,33% a cinco años y figura en el puesto número 6 del ránking de Citywire en la categoría europea sin Reino Unido.

Lo más leído