Chipre desbloquea su rescate financiero in extremis


Chipre y la “Troika” -formada por la Comisión Europea, el BCE y el FMI- han llegado esta madrugada a un principio de acuerdo por el que, finalmente, se desbloquea el rescate financiero que asistirá al país mediterráneo, estimado en 10.000 millones de euros.

Aunque el principio de acuerdo ha sido debatido en diversas reuniones con Herman Van Rompuy (Consejo Europeo), José Manuel Barroso (Comisión Europea) y Klaus Regling (director general del Mecanismo Europeo de Estabilidad -MEDE-), realmente ha sido la presión ejercida por Christine Lagarde (FMI) y Mario Draghi (BCE) la que ha provocado el cierre del pacto inicial.

Para que el plan dé comienzo, el gobierno de Nicosia deberá liquidar el Banco Popular de Chipre (Laiki Bank), que será en primer lugar dividido entre un “banco bueno” (con los depósitos de menos de 100.000 euros, y que se integrará después dentro del Banco de Chipre) y un “banco malo” (con los superiores a esa cantidad y los acreedores junior y senior, cuyos depósitos se congelarán y emplearán para hacer frente a las pérdidas).

Nicosia impondrá duras quitas a los accionistas, acreedores y depositantes que tengan más de 100.000 euros en su cuenta. Estas serán, según los expertos, de entre el 40% como mínimo y el 100% como máximo en algunos casos, aunque todavía se desconoce la cuantía concreta. Sin embargo, eso sí, los depósitos asegurados, los de menos de 100.000 euros, quedarán intactos, lo que supone un alivio para los pequeños ahorradores.

Así, el país chipriota accede al rescate horas antes de que venciera hoy el plazo concedido por el BCE para retirar la liquidez a las entidades chipriotas. Regling ha indicado que Chipre recibirá el primer tramo de ayuda financiera internacional a principios de mayo, una vez se realicen todos los trámites necesarios durante el próximo mes.

Los mercados, entre la euforia y las dudas

Con la noticia del principio de acuerdo de rescate a Chipre, “se elimina el escenario extremo, su quiebra y salida del euro”, por lo que “los mercados están reaccionando positivamente”, resume Natalia Aguirre, directora de Análisis y Estrategia de Renta 4, quien advierte que, aun así, “pueden haber quedado tocados”.

A pesar del salvavidas recibido por el país mediterráneo a última hora, “no es de recibo que un país tan pequeño genere tanto miedo en Europa”, critica Aguirre, que considera que “se ha hecho mal desde el principio, ya que se ha generado desconfianza institucional”, más cuando se ha llegado a debatir la posibilidad de hacer recaer parte del peso del rescate en algo tan “sagrado” como los depósitos de menos de 100.000 euros.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído