China, un mercado emergente, pero diferente


Ni la pandemia ha tumbado a China. El gigante asiático ha demostrado su resiliencia y que es un mercado que debe estar en el radar de los inversores. Varios gestores analizan en un desayuno organizado por FundsPeople y patrocinado por UBS AM dónde se encuentran los sectores con más potencial en renta variable y las mejores oportunidades en renta fija, sin olvidar los riesgos.

La evolución del consumo interno en el país es lo que más llama la atención a Jaume Puig, CEO y CIO de GVC Gaesco Gestión y de GVC Gaesco Pensiones: “La población tiene una tendencia al consumo y a adquirir marcas espectacular”. Destaca que la gestora aplica un análisis bottom-up a las empresas. “Tenemos muchas compañías que son buenas y aún así las descartamos por valoración. Mantener en todo caso la disciplina de valoración es muy importante para nosotros. Las hay que con el coronavirus se han visto especialmente afectadas, como Wynn Macau, firmas que van a seguir ahí, que son buenas empresas y bien capitalizadas. Hay oportunidades”. Entre los riesgos que aprecia destaca la subida del mercado inmobiliario, sustentada a su vez en un incremento “desmesurado” de los salarios: “Es más asequible para las familias comprar hoy un piso que hace 15 años a pesar de que los precios se han disparado, dada la fuerte subida salarial habida. Es lo que se denomina la affordability ratio. Pero, ¿qué pasará si se frena la subida de salarios? A su juicio, se producirían muchos problemas en el mercado inmobiliario y en otros ámbitos. “Es el riesgo más importante”.

César Gil, director de Fondos de Fondos de Bankia AM, pone el acento en el proceso de urbanización. “Hay una diferencia brutal entre las grandes ciudades y la vida rural. Es un gran contraste, lo que hace necesario comprender cómo China es capaz de mantener la paz social. Y esa paz social se mantiene con un crecimiento elevado, un paro más o menos bajo control y unas instituciones que son capaces de entender que la riqueza debería distribuirse de una manera más equitativa entre la población”. Añade que el índice de Gini actualmente muestra esa tendencia hacia la igualdad: “Ha empezado a dejar de ser la fábrica del mundo. El testigo lo están tomando países como Vietnam o Pakistán, del área exterior de China”. No obstante, advierte de que las desigualdades son todavía bastante importantes.

En el ámbito de la renta fija China está de moda debido a que el país ha sido incorporado a los índices globales. Óscar del Diego, director de Inversiones de Ibercaja Gestión, explica que el mercado de deuda chino va a tener un peso de entre el 5% y el 6% el año que viene, “pero entre las emisiones públicas, de bancos, corporates, y teniendo en cuenta que hay mercado interno y externo, podría ser más. Es un mercado interesante que ofrece una yield atractiva e independiente, ya que al ser tan grande las rentabilidades se ven menos afectadas por lo que pasa en el resto del mundo”. Ofrece, por tanto, diversificación. Apunta, además, que “la divisa, aunque siempre es un riesgo, se ha mantenido estable”. En definitiva, lo consideran una alternativa a la que la gestora accede fundamentalmente a través de fondos de terceros.

Efectivamente, Álvaro Cabeza, country head de UBS AM, ha detectado un incremento del interés por este tipo de activo entre el cliente institucional, no solo en Europa sino a nivel global: “Las dinámicas, las oportunidades, los riesgos que conlleva esta clase de activo son tan particulares, tan diferentes a lo que pueden estar moviendo las divisas, las duraciones o las curvas en otras regiones categorizadas como emergentes que nos estamos encontrando cada vez con más inversores para los que tiene sentido tener una asignación específica a China”. Precisamente el hecho de que esas dinámicas sean tan específicas hace, según explica, que los inversores se sientan, en general, menos cómodos jugando China a través de fondos de renta fija global o fondos de renta fija emergente.  

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas