China: las estadísticas de comercio exterior de enero 2018 son positivas pero hay que analizarlas detenidamente


Tribuna de Thuy Van Pham, economista de Mercados Emergentes de Groupama AM. Comentario patrocinado por Groupama AM.

Tras un final de año decepcionante en 2017, el comercio exterior chino rebotó en enero de 2018. Corregidas las variaciones estacionales, las exportaciones aumentaron un 3% en comparación con diciembre de 2017 debido a mayores ventas chinas en los mercados de países desarrollados (Estados Unidos y Eurozona). Entretanto, las importaciones aumentaron en más del 35%. Esta corrección al alza se debió principalmente a la demanda china por productos básicos (petróleo, carbón, hierro, cobre). La demanda de bienes de capital, al contrario, cayó bruscamente. La recaída, que comenzó en noviembre de 2017, ha aumentado.

Al igual que las encuestas del PMI publicadas a principios de mes, las estadísticas de comercio exterior publicadas el 8 de febrero sugieren un comienzo de año sólido para la actividad china. Sin embargo, estos resultados pueden no durar por dos razones:

Por un lado, las estadísticas se vieron desvirtuadas por el Año Nuevo Lunar. Este último comenzó el pasado 16 de febrero, lo que significa un pico de la demanda china en enero, ya que las fábricas aceleran su actividad para completar sus pedidos;

Por otro, más allá de los factores ligados al Año Nuevo, las incertidumbres que pesan sobre el comercio exterior de China son numerosas. Si bien no hay dudas sobre la contribución del motor externo al crecimiento chino, China ya no se beneficia del mismo modo que en el pasado del comercio mundial. La continua apreciación del yuan, los riesgos en torno a las fricciones comerciales con Estados Unidos (investigación antidumping sobre el sorgo estadounidense por parte de China y sobre los paneles solares chinos por parte de EE.UU., por ejemplo) y el aumento del lujo son factores que mitigarán la recuperación de las exportaciones. Al mismo tiempo, la continuación de la transición china también implicará algunos frenos, controlados sin duda, por el crecimiento de la demanda interna en los próximos meses. En este sentido, la caída de las importaciones de bienes de equipo constituye una primera señal.

comercio_exterio_chino_ok

importaciones_chinas

 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído