China, el año para entrar


Enel escenario de incertidumbre económica que se vive en la actualidad, los expertos de Invesco creen que la economía y la bolsa china estarán entre las primeras en recuperarse, gracias a sus fuertes fundamentales y a su tendencia de crecimiento a largo plazo. En opinión de esta gestora, existen cuatro señales que deben de seguirse para confirmar la recuperación: la mejora de la demanda local y de las exportaciones; el crecimiento de la liquidez global y local; la revisión de los beneficios empresariales y, por último, pero no menor, las valoraciones.

En la primera de ellas, los efectos de las políticas monetarias y fiscales sobre la economía del país asiático serán claves para la recuperación de la demanda local. La confirmación de que se ha tocado el mínimo en el crecimiento interno o en las exportaciones será una buena señal de entrada.

En la segunda de las señales, la mejora de la liquidez, será importante identificar qué bancos globales comienzan a conceder otra vez préstamos, lo que será una mejora de las condiciones del crédito. En este sentido, los expertos de Invesco resaltan que China, con unos balances y un sistema bancario saneado, ya ha mostrado un repunte en la concesión de préstamos y de la masa monetaria. Los últimos datos muestran un crecimiento de los préstamos desde los113.000 millones de dólares en diciembre de 2008 hasta los 238.000 millones en enero de este año. Muchos de los nuevos préstamos están enfocados en proyectos de infraestructuras. Aunque desde Invesco se muestran cautos a la hora de extrapolar el dato de enero al conjunto del año, debido a que gran parte de este nuevo préstamo se destina a financiación a corto plazo, sí demuestra una mejora del crédito en el sector empresarial.

Sobre la tercera de las señales, la mejora de los beneficios empresariales, aún son cautos y creen que se mantiene el riesgo de recorte de los beneficios en 2009. Esta precaución la basa en el comportamiento de la economía de la zona en la crisis asiática de 1998. Entonces, las estimaciones debeneficios de las compañías asiáticas sin Japón se tuvieron que revisar a la baja en 1998 antes de que se recuperara la economía, lo que está en línea con la situación actual (ver gráfico).

Para la acciones chinas de clase A, las previsiones apuntan a que el beneficio se mantenga plano o ligeramente negativo. Para las compañías que cotizan en Hong Kong, el consenso apunta a crecimientos de un solo digito. Invesco que los inversores tendrán una oportunidad para entrar en bolsa cuando el mercado revise al alza las previsiones actuales de beneficio.

En relación a las valoraciones, los expertos de Invesco creen que los precios actuales están cerca de sus medias históricas y que el PER está en cifras similares al de anteriores recesiones en Asia. Actualmente, las acciones de clase A se negocian a 15 veces beneficios y dos veces valor en libros. Los valores del MSCI China se negocian a 10 veces beneficios de 2009 y 1,5 veces valor en libros. En opinión de los expertos de Invesco, en 2009 los beneficios caerán más, en terminos porcentuales, que las cotizaciones, lo que aumentará el PER en la primera mitad de 2009. Cuando esto ocurra puede ser una señal de entrada en los valores.

Lo más leído