China cada vez más cerca de Latinoamérica


Esta semana la CEPAL (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) publicaba un informe sobre “La inversión directa en América Latina y el Caribe en 2010”, y es que esta región ha sido en 2010 la región donde más creció el porcentaje de recepción y ingresos de inversión extranjera directa (IED). Muchos países de la región han decidido diversificar mejor su mercado y orientarse hacia las economías asiáticas. La inversión directa china irrumpió con fuerza en Latinoamérica el año pasado, tras invertir mas de 15.000 millones de dólares en la región.

Según la secretaria ejecutiva de la CEPAL, Alicia Bárcena, para el 2011 se espera que los flujos de IED hacia la región mantengan la misma tendencia, aumentando entre un 15% y un 25%, con lo que podrían alcanzar un nuevo record histórico.

China es la segunda economía y el mayor exportador de bienes en el mundo. En 2009, ocupó el quinto puesto entre los mayores países inversores del mundo.

En 2010 China se convirtió en el tercer país inversor en América Latina y el Caribe, con una cuota del 9%, después de Estados Unidos (17%) y los Países Bajos (13%). Los principales receptores de dichas inversiones han sido Brasil, Argentina y Perú. Mas del 90% se ha dirigido a la extracción de recursos naturales, principalmente al sector de hidrocarburos y en menos porcentaje a la minería.

La empresa estatal petrolera Sinopec realizó la mayor inversión al adquirir el 40% de las operaciones en Brasil de Repsol-YPF. Las petroleras CNOOC y Sinochem también anunciaron adquisiciones importantes en Brasil y Argentina, respectivamente. En minería destacaron Chinalco y Minmetals (Perú) y Wuhan (Brasil).

A medio plazo se espera que las empresas transnacionales chinas sigan llegando a la región y que diversifiquen sus inversiones hacia los sectores de infraestructura y manufacturero.

La CEPAL señala que esta nueva fuente de inversiones representan una gran oportunidad para aquellas compañías que necesitan capital y tecnología para seguir creciendo, y puede ser aprovechado por los gobiernos de Latinoamérica para abrir nuevas vías de desarrollo.

Si quieres leer el informe completo pulsa el siguiente link.

 

 

Lo más leído