"Cerca del 75% de la consolidación fiscal de la eurozona ya se ha completado"


Cinco años después del estallido de la crisis financiera, Giordano Lombardo, director de inversiones de Pioneer Investments, resume sus opiniones sobre el estado de la economía mundial en un informe en el que responde a tres preguntas clave.

¿Está el mundo en un escenario mejor o peor que al principio de la crisis?

“Creo que el escenario económico es más inestable hoy de lo que lo ha sido en las últimas cuatro décadas porque el mundo desarrollado acumula mucha más deuda que en épocas anteriores y los esfuerzos para reducirla tienen un impacto negativo sobre el crecimiento y las perspectivas económicas de muchos países”. Según Lombardo, “la deuda pública acumulada en los últimos 20-30 años es el síntoma de un mal mucho más profundo: la ruptura del pacto intergeneracional que amenaza a las democracias modernas. Además, los elevadísimos niveles de desempleo juvenil en los países desarrollados, sobre todo en Europa, también generan inestabilidad”.

El experto identifica las medidas extraordinarias contra la recesión adoptadas por los bancos centrales como la segunda fuente de inestabilidad. “La enorme cantidad de liquidez inyectada por los bancos centrales ha tenido consecuencias no deseadas como el aumento de los precios de los activos en todo el mundo. El problema es que esta liquidez se ha repartido de forma desigual y, por ejemplo, ha beneficiado mucho más a los países del núcleo europeo que a los de la periferia y ha incrementado aún más la concentración de la riqueza. Como en el caso del paro, este aumento de la desigualdad podría generar mayores tensiones sociales”.

Para Lombardo, Europa representa la tercera fuente de inestabilidad. “Creemos que la eurozona resistirá a pesar de los problemas y hay razones para ser optimistas: cerca del 75% de la consolidación fiscal de la eurozona ya se ha completado, los costes laborales de los países periféricos convergen con los de Alemania y se están ajustando las balanzas por cuenta corriente. Sin olvidar el capital político que se ha invertido en el euro en las últimas décadas”. “Pero –añade–, a pesar de los avances, los países europeos deben seguir trabajando juntos para restaurar el crecimiento en la región y acelerar el proceso de integración fiscal y la unión bancaria”.

¿Cuáles son las mejores estrategias de inversión en las actuales condiciones de mercado?

El director de inversiones de Pioneer Investments apuesta por los activos de riesgo y sobre todo por la renta variable, por tres motivos. “En primer lugar, la intervención de los bancos centrales y el pánico han llevado los tipos de los bonos gubernamentales ‘seguros’ a mínimos históricos y, sin embargo, los inversores siguen comprando deuda. Creemos que la búsqueda de mayores rentabilidades les llevará a aumentar sus asignaciones a activos de riesgo en lo que algunos han denominado la gran rotación”.

“En segundo lugar, los componentes cíclicos de la economía están mejorando: EE. UU. se recupera, China sigue liderando el crecimiento mundial y las reformas estructurales de la eurozona van por el buen camino. Y en tercer lugar, las valoraciones de las acciones son atractivas y los dividendos ofrecen rentabilidades superiores a las de los bonos, sobre todo en Europa”. “En cuanto a los mercados emergentes, seguirán creciendo con fuerza pero hay que ser muy selectivos. Ahora mismo nos gustan China y el Sudeste asiático”.

¿Qué técnicas de inversión nos permitirán gestionar los riesgos de la estrategia elegida?

Para Lombardo, el escenario actual de lento crecimiento implica que los gestores deben centrarse en activos que generen rentas y ofrezcan potencial de crecimiento del capital, principalmente en renta variable. Las estrategias de cobertura y de gestión del riesgo y la búsqueda de oportunidades de inversión más allá de las clases de activos tradicionales también resultarán determinantes. Así que, ¿cómo se enfrenta Pioneer Investments a toda esta incertidumbre?

“La exposición a renta variable y mercados emergentes genera mayores rentabilidades pero también implica mayores riesgos, así que adoptamos un enfoque de gestión activa combinado con una robusta disciplina en gestión del riesgo. Nuestro ‘presupuesto de riesgo’ nos permite optimizar el potencial de rentabilidad y el análisis seguirá siendo uno de los pilares básicos de nuestro proceso de inversión”. Lombardo termina con una nota positiva: “A pesar de todo, somos muy optimistas con respecto a las oportunidades que esta situación generará para los inversores. Como dice el proverbio chino, ‘cada crisis encierra una oportunidad’”.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente