CatalunyaCaixa Banca Privada alcanza los 15.000 millones bajo gestión en España


CatalunyaCaixa ha apostado este 2011 por la gestión de clientes de banca personal y privada, una apuesta estratégica que ya le está dando frutos. Así, en lo que va de año ha crecido un 8% en recursos y ha captado más de 15.000 clientes, continuando su desarrollo y expansión. Con estos avances, el segmento especializado en ofrecer un servicio de asesoramiento integral al cliente a través de la planificación financiera, ha alcanzado durante 2011 un volumen total de 15.000 millones de activos bajo gestión y una base de más de 100.000 clientes.

 

Este crecimiento es especialmente significativo en Madrid, donde el aumento ha llegado hasta el 17% de enero a octubre. Se trata de potenciar el servicio en toda España a clientes que disponen de un volumen de recursos superior a 150.000 euros y que tienen unas necesidades de inversión que requieren de una gestión especializada y experta.

 

Consciente de que las exigencias y necesidades de esta tipología de clientes son cada vez más elevadas y complejas, CatalunyaCaixa cuenta con dos tipos de especialistas: los asesores de banca privada, que gestionan clientes que tienen entre 150.000 y 500.000 euros de recursos, y los gestores de banca privada, los cuales gestionan una cartera de clientes con una media de 700.000 euros de recursos. Estos equipos se han reforzado cualitativamente, recibiendo durante 2011 formación técnica y especializada, de conocimiento de mercados y productos. En total, son más de 320 especialistas en el asesoramiento a clientes de alto patrimonio, distribuidos por todo el territorio, que están apoyados por técnicos expertos y en estrecha colaboración con CX Inversión.

 

Todo este impulso realizado en banca privada se completa con la nueva dirección de Banca Privada y Gestión de Activos, tomada por David Griera el pasado mes de junio, tal y como publicó Funds People. Griera basa el valor añadido que CatalunyaCaixa ofrece al cliente en tres pilares: cercanía al cliente, excelencia en los productos y asesoramiento especializado. “La clave es interpretar correctamente las situaciones financieras complejas de nuestros clientes y ofrecer soluciones fáciles y sencillas para darles seguridad”, asegura.

 

El éxito de CX Banca Privada radica, según la entidad, en la calidad del servicio ofrecido por parte de profesionales con avanzadas herramientas de gestión, así como la oferta de nuevas propuestas y la capacidad de desarrollar soluciones. Concretamente, la entidad ha destacado por haber desarrollado fórmulas de inversión alternativas en ámbitos como el de las energías renovables, oportunidades inmobiliarias, la compra de edificios y locales corporativos con una rentabilidad asegurada, bajo la fórmula de sales & lease back, la coinversión con la sociedad de inversiones industriales del grupo, o los fondos de inversión y de pensiones y las SICAV gestionados por CX Inversión.

 

Diversificación sectorial y prudencia
La gestora del grupo, CX Inversión, se integra en la dirección de banca privada, y se sitúa en el top ten de gestoras de fondos del país. En el contexto actual, las actuaciones de CX Inversión han ido en la línea de una diversificación sectorial de sus carteras, adoptando una visión prudente, con sectores más defensivos y la inclusión de grandes compañías poco endeudadas e ingresos recurrentes.

 

Entre sus recomendaciones de diversificación del ahorro se incluye el aprovechar los elevados rendimientos de depósitos y deuda pública en un horizonte cercano, a la vez que se incorpora renta variable mundial y emergente con una perspectiva temporal más alejada.
 

Empresas

Lo más leído