Cartesio publica su informe GIPS para celebrar una década de andadura


En marzo, Cartesio cumplía una década de vida, diez años que sus socios fundadores y gestores (Juan Antonio Bertrán, Álvaro Martínez y Cayetano Cornet) han querido celebrar publicando en su blog corporativo el informe GIPS elaborado para sus dos estrategias de inversión y sus cuatro fondos: Cartesio X y Cartesio Y, en su versión española, y Cartesio Equity y Cartesio Income, réplicas luxemburguesas de los anteriores. Pero, ¿qué son los GIPS?

Como recuerda Cartesio, son los datos de rentabilidad de un fondo o familia de fondos presentados de acuerdo con las normas internacionales de medición y presentación de resultados de inversión (Global Investment Performance Standards) publicadas por CFA Institute.

El equipo de la gestora española cree que “los GIPS son importantes porque certifican unos resultados de inversión y porque permiten mostrar el peso de las comisiones y gastos de forma totalmente transparente”. A su juicio, una vez analizado el periodo 2004-2014, “las rentabilidades de nuestros dos fondos, netas de gastos y comisiones, han sido buenas y superiores a los índices de referencia y, además, con menos volatilidad”. Por eso, “podemos decir que nos hemos ganado las comisiones pagadas”, defienden Bertrán, Martínez y Cornet.

“Es importante para el sector de la gestión de fondos de inversión y, sobre todo, para sus clientes que las entidades se adhieran a los GIPS y que publiquen los resultados”, animan los tres socios fundadores y gestores de la firma española.

A cierre del primer trimestre de 2014, Cartesio gestionaba, según su informe GIPS, casi 733 millones de euros en total, de los cuales 259,5 millones correspondían a la estrategia más arriesgada (Cartesio Y/Equity) y, 473,4 millones, a la estrategia más conservadora (Cartesio X/Income).

El gran salto patrimonial dado por Cartesio en estos diez años de andadura se produjo en 2013, cuando prácticamente dobló su patrimonio de 2012 y pasó de los 296,6 millones a los 579,5 millones bajo gestión.

Aspectos clave de los GIPS

Algunas de las fortalezas de los GIPS se encuentran en que permiten un análisis de rentabilidad del fondo antes y después de comisiones y gastos y su comparación con el índice de referencia relevante. Además, muestran la volatilidad del producto y del índice de referencia. El informe GIPS tiene que ser certificado por una firma independiente aprobada por CFA Institute, normalmente una empresa de auditoría que, en el caso de Cartesio, ha sido Deloitte, se realiza comúnmente para fondos con un mínimo de cinco años de historia y debe incluir todos los fondos de la gestora, detalla la propia firma en su blog sobre el procedimiento GIPS.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído