Cartera multi-manager de ETFs, con Legg Mason


La última corrección del mercado puede haber despertado las dudas del tipo de activo en que es conveniente invertir, especialmente en el caso de inversores con un perfil de riesgo moderado. No sólo los tipos de interés de la renta fija están a niveles muy reducidos, sino que también la renta variable de los mercados desarrollados ya no es atractiva por valoraciones, especialmente en EEUU.

Pero ¿y si la Bolsa continúa subiendo? Con una menor tolerancia al riesgo, la inversión en fondos mixtos con perfil de riesgo moderado y alcance global puede ser una opción a considerar, especialmente si consideramos los sucesos geopolíticos actuales, generadores de tensiones recurrentes en los mercados.

La categoría VDOS de Mixto Moderado Global gana por rentabilidad un 3,93 por ciento desde enero y un 12,52 por ciento a un año. De esta categoría, uno de los mejores comportamientos es el del fondo LEGG MASON MULTI-MANAGER PERFORMANCE FUND, revalorizándose un 8,59 por ciento durante 2014, en su clase A de capitalización en dólares.

Su objetivo es obtener un crecimiento del capital a largo plazo, invirtiendo primordialmente a través de otros fondos de inversión. Al menos el 55 por ciento de los activos totales de su cartera se invierte en fondos que sigan estrategias de renta variable, pudiendo invertir en cualquier sector, incluido el inmobiliario.

Actualmente está completamente invertido en fondos cotizados o ETFs, por lo que no se aporta valor añadido pero tampoco puede haber perdidas derivadas de la selección de subyacentes. Sin embargo, es importante puntualizar que, diariamente, los ETFs se desvían ligeramente de los índices que están diseñados para seguir.  A lo largo del tiempo, estas desviaciones tienden a cancelarse mutuamente en su mayor parte, pero en un corto periodo de tiempo, pueden tener un reducido impacto sobre la evolución del fondo.

El fondo está gestionado por el equipo de gestión de QS LMGAA.

Los ETF en que invierte la cartera de este fondo se seleccionan con el objetivo de reflejar lo mejor posible la estrategia de asignación de activos a largo plazo, medida a su vez por el índice de referencia compuesto del fondo. Este índice se creó a medida para este propósito el 1 de Noviembre de 2007, tras evaluar la asignación de activos óptima para ofrecer un atractivo retorno a largo plazo para una cartera multiactivo de mayor tolerancia al riesgo. La composición asigna un 25 por ciento a renta fija:  25% en Citigroup Euro Broad Investment Grade (BIG) Index, 5% en BofA Merrill Lynch Euro High Yield TR Index y 5% en JPMorganEmerging Markets Bond Index Global (Euro); en renta variable: 32% en MSCI Europe TR Index (Euro), 12% en MSCI US Equities TR Index (Euro), 6% en MSCI Pacific TR Index (Euro) y  5% en MSCI Emerging Markets Free TR Index (Euro). En el sector inmobiliario el 10% corresponde al FTSE EPRA/NAREIT Global Index (Euro).

El fondo se propone seguir igual exposición por tipo de activo a la de los subyacentes de su  índice compuesto de referencia, a menos que se decida implementar pequeños sesgos tácticos. Si estos no se aplican, las variaciones respecto al índice serán muy pequeñas y más una consecuencia de movimientos de mercado. Es importante hacer notar que las divergencias respecto al índice se refieren a la exposición a un tipo o subtipo de activo, no a un valor individual (bono o acción). Si no se aplica esta divergencia táctica, las sobreponderaciones o infraponderaciones respecto al índice deben ser marginales.

La evolución histórica por rentabilidad de LEGG MASON MULTI-MANAGER PERFORMANCE FUND lo sitúa entre los mejores de su categoría, en el primer quintil, durante 2010 y 2014 y en el quintil 2 entre 2011 y 2013, periodo en el que consigue batir al índice de su categoría. A tres años, registra un dato de volatilidad de 8,58 por ciento, que se reduce hasta 4,72 por ciento a un año. En este último periodo su Sharpe es de 2,29 y su tracking error, respecto al índice de su categoría, de 3,25 por ciento.  La suscripción del fondo requiere una aportación mínima de una participación, siendo su último dato de valor liquidativo de  109,41 euros. Sus participes soportan una comisión fija de hasta 1,67 por ciento y de depósito de hasta 0,15 por ciento.

Desde una perspectiva de selección de activos, la cartera del fondo sobrepondera renta variable e infrapondera renta fija. Dentro de la renta variable, sobrepondera el área de Pacífico y mercados emergentes (cuando las ponderaciones de la parte de renta variable de la cartera y del índice se reescalan a 100 por ciento). En renta fija, infrapondera los bonos con grado de inversión y sobrepondera high yield y deuda emergente.

Actualmente hay una sobreponderación táctica de acciones respecto a bonos. Las principales sobreponderaciones son 4% en Renta Variable Emergente y 3,1% en Renta Variable Pacífico. Estas sobreponderaciones contrarrestan el 8% de infraponderación en Bonos Europeos con Grado de Inversión y en Deuda Emergente.

El fondo obtiene la mejor rentabilidad posible, mejorando la composición de su índice de referencia en base a las fluctuaciones de mercado, con un nivel de riesgo reducido, lo que lo hace merecedor de la calificación cinco estrellas de VDOS, de acuerdo con su evolución durante los tres últimos años.

Para información más detallada, ver ficha a continuación.

Lo más leído