Cartera de hedge funds a bajo precio: ¿la nueva tendencia que se abre paso en Europa?


La industria de hedge funds ha pasado por distintas etapas a lo largo de la última década. Fred Ingham, responsable global de estrategias alternativas en Neuberger Berman, las ha vivido todas. Los 13 años que lleva en el sector le convierten en una voz autorizada a la hora de analizar cómo ha sido el desarrollo de la industria. En su opinión, el 2008 marcó un antes y un después en la visión del inversor sobre el producto. “Tras el estallido de la crisis, nos encontramos con que los inversores querían aprovechar los beneficios que les aportaban a sus carteras las estrategias de hegde funds, pero no lo hacían por las dudas que le generaba la propia estructura del fondo en término de comisiones, liquidez, transparencia y gobernanza corporativa”, explica. La industria ha tomado nota y ahora trata de dar respuesta a las nuevas demandas de los inversores.

Uno de los grandes cambios ha sido la reducción de comisiones en Estados Unidos. “Antes de la crisis, los hedge funds eran productos caros. Hoy, la nueva regulación puesta en marcha en Estados Unidos y el hecho de que los flujos se estén concentrando en aproximadamente un centenar de nombres ha obligado al sector a bajar los precios”. Pero los cambios no solo se limitan a una mera cuestión de precio. Prueba de ese mayor interés por ofrecer a los clientes acceso a los hedge funds de una manera más líquida y transparente son las cuentas gestionadas, algo impensable antes de 2007 y que hoy son vistas por muchos como el futuro de la industria alternativa. “La caída de los flujos ha obligado a los hedge funds a repensar su negocio”, afirma el experto.

Sin embargo, dentro del universo hedge funds existen diversas estrategias y al inversor no siempre le resulta sencillo identificar cuál es la estrategia más apropiada en cada momento. La propuesta de Neuberger Berman ha sido crear un producto que de respuesta a todas estas demandas. Para ello, han creado el Neuberger Berman Absolute Return Multi Strategy Fund, producto creado primero en Estados Unidos y del que han hecho la versión UCITS.  “Nuestro objetivo era poner a disposición del cliente un fondo con el que el inversor se sintiese cómodo, con valor liquidativo diario, a un precio bajo en términos históricos (con un TER del 1,95%), sin comisión de éxito y que diversifica la cartera entre diferentes estrategias, concretamente entre nueve”, explica Ingham en una entrevista a Funds People.

Composición de la cartera

La estrategia que sigue Ingham y su equipo es la de elaborar un listado con todos los hedge funds que existen en el mercado, para a partir de ahí elaborar un proceso de due diligence en el que se analiza la rentabilidad, el equipo, el performance attribution, la infraestructura operativa de las que dispone el gestor, la cartera actual… “Se trata de hacer un exhaustivo estudio tanto a nivel cuantitativo como cualitativo para seleccionar a los mejores, siempre sin sobrepasar ciertos límites, como nunca destinar más de un 50% a una estrategia y ni más de un 25% a un hedge fund (el rango típico en este último caso se suele mover entre el 5% y el 15%)”. Una vez seleccionadas las estrategias y los gestores que consideran más apropiados, se incluye en una cartera que es monitorizada mensualmente por un comité de inversiones formado por cinco miembros, entre los que se incluye él.

Tal y como explica, “la mayor dispersión y la menor correlación que existe actualmente en el mercado frente a los niveles vividos en 2012 hace que el entorno sea muy positivo para las estrategias hedge”. Esta idea va muy alineada con la composición actual de la cartera. Actualmente, el 36% de la cartera está invertida en estrategias de ‘event driven’, el 24% en hedge funds de renta variable long/short y el 12% en crédito long/short. “Son las estrategias que encontramos más interesantes en el actual entorno”. Por el contrario, destaca la ausencia de las estrategias ‘global macro’. “Son muy pocos los gestores que siguen estrategias de este tipo los que han conseguido ofrecer buenos resultados. Aunque por ahora no es una estrategia por la que apostamos, creemos que ganará interés en el futuro”.

Ingham asegura que apostar por una estrategia compuesta por una cartera diversificada de hedge funds es más barato que la inversión directa en un producto que siga una estrategia concreta. El TER del 1,95% que tiene este producto es uno de los motivos que le llevan a pensar que la estrategia en formato UCITS, actualmente con un patrimonio de 120 millones de dólares, crecerá de manera sustancial durante los próximos meses. El fondo americano cuenta con un patrimonio de 1.500 millones de dólares. “El objetivo es ofrecer una rentabilidad de Eonia más 4-6% con una volatiildad máxima del 5% (aunque en realidad estamos por debajo del 3%) a través de un producto que considero interesante para todo tipo de clientes al ser una estrategia descorrelacionada con lo que el inversor mantiene hoy en cartera”. Los principales clientes que invierten en la estrategia son los fondos de pensiones, las bancas privadas y gestores de fondos británicos.

El interés por los hedge funds aumenta

Según el responsable global de estrategias alternativas en Neuberger Berman, el interés de los inversores por los hedge funds va en aumento. En este sentido, Ingham recuerda que en Estados Unidos el porcentaje que destinan las compañías de seguros a las estrategias alternativas oscila entre el 10 y el 15%, cantidad que crece a un ritmo anual del 10%. Esta tendencia se ha visto reforzada debido al actual entorno de mercado, en el que la renta fija está cara y la renta variable ha dejado de estar barata tras las fuertes subidas de los últimos años, así como por la rebaja de comisiones que ha vivido la industria por la irrupción de la nueva normativa. “En Estados Unidos, las comisiones las marca la ley; en Europa, no hay una normativa que te obligue a cobrar una comisión u otra. El hecho de que nuestra estrategia sea muy barata es lo que la hace rompedora”, afirma.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído