Carmignac sigue fiel a los emergentes


Los países emergentes pueden ser los beneficiados del fin del programa de relajación cuantitativa estadounidense en junio. Al menos así lo ven en Carmignac Gestion que destacan en su informe de Perspectivas Económicas y la Estrategia de Inversión para el segundo trimestre de 2011 que el fin del programa puede reducir las presiones inflacionistas importadas (en forma de entradas de capital extranjero) y allanar el terreno para poner en marcha políticas monetarias y de divisas, lo que podría garantizar que la lucha de la inflación sea más eficaz.

En Carmignac Gestion destacan que el proceso de reducción del sobreendeudamiento en EEUU podría ser "deflacionista y muy lento al menos que se facilite el proceso mediante una política monetaria adecuada". En este escenario, refuerzan las apuestas relacionadas con la mejora del nivel de vida en los países emergentes. En su opinión, la cuestión de la inflación se encuentra en vías de resolución en los países emergentes.

Además, se decantan por China con el objetivo de aprovechar las oportunidades que han aparecido en el último trimestre. También se decantan por la deuda pública de los países emergentes, que alcanzan el 8,2% de la cartera. Además, optan por la deuda corporativa con bonos poco sensibles al riesgo de subida de tipos y que se benefician de una prima de riesgo elevada. Carmignac cree que los países emergentes continúan inmersos en una dinámica de crecimiento más centrada en la demanda interna. Mientras, creen que los riesgos se concentran en los países desarrollados.

Mientras, recortan el peso de la deuda de los países desarrollados de un 6,6% a un 3%. Por sectores, recogen beneficios en los de materias primas, que pasa del 12,4% al 9,3%. Aunque mantienen estable la ponderación en compañías de minas de oro.

Lo más leído