Carmignac reduce el riesgo ante la amenaza de un “invierno” económico


Un invierno económico acecha a la economía mundial, debido a las presiones deflacionistas derivadas de las políticas de desapalancamiento global y que también conducen a bajas expectativas de crecimiento. Es el escenario que dibuja Frédéric Leroux, gestor del fondo global de Carmignac Gestion, y que ha llevado a la gestora francesa a reducir sus posiciones de riesgo en las carteras en los últimos meses, en contraste con el optimismo de finales del verano pasado alimentado por el compromiso de Mario Draghi por salvar al euro.

La visión de la gestora sobre el trabajo del BCE ha cambiado y considera que no está haciendo lo suficiente para resolver los problemas en Europa. “El BCE debería parecerse más a la Reserva Federal o al Banco Central de Japón e incrementar la liquidez para depreciar el euro”, asegura. Leroux cree que esto podría cambiar cuando la economía alemana sufra por la fortaleza de la divisa común y se decida a impulsar políticas beneficiosas para todos.

La entidad también había apostado hace unos meses por bancos europeos, pero ahora dice que tiene pocas posiciones en sus carteras y que no piensa en entrar en el sector.

Unos cambios de perspectiva que han llevado a Carmignac Gestion a recortar las posiciones de riesgo en su rango de fondos, por ejemplo, reduciendo las inversiones en renta variable de países emergentes y también en recursos naturales, según explicó Leroux en la conferencia trimestral de la gestora celebrada en París. En contraste, y para luchar contra las presiones deflacionarias y el frío invierno que se avecina, en la entidad buscan en renta variable valores con alta visibilidad y también aquellos que puedan aportar rentabilidad, como los sectores de consumo o de salud en Europa que distribuyen dividendos. “Buscamos visibilidad y rentabilidad”, resume Leroux.

Oportunidad a medio plazo

En esta ruta de búsqueda de yield también apuesta por la deuda de los países periféricos, pública o privada (con compañías sólidas y de gran visibilidad). La deuda pública de España o Italia están entre sus apuestas como una oportunidad a medio y largo plazo, aunque el gestor reconoce que recientemente han aprovechado para tomar beneficios tras las últimas subidas. Pero descarta Francia.

Optimismo en Japón

Y, fuera de Europa, ha incrementado posiciones en renta variable de Estados Unidos y sobre todo Japón, que ya ocupa el 12% en el Carmignac Investissement. Leroux considera muy positivas las políticas que está llevando a cabo el Gobierno nipón, que ha pasado “del desastre a un punto en el que se hará todo lo necesario” y en el que se busca el crecimiento y la inflación. Según el gestor, estos esfuerzos empiezan a dar signos de crecimiento de precios, lo que contrasta con las presiones deflacionistas del resto del mundo desarrollado. “Japón es una proposición diferente y su mercado no muestra correlación con el mundo desarrollado y los países emergentes”.

Con respecto al oro, la gestora francesa ha reducido casi a cero sus posiciones en mineras, aunque asegura que, más que por las últimas caídas, la decisión de debe a movimientos más globales en las carteras.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Tres lecciones para Europa

Según Didier Saint-Georges, de Carmignac Gestion, Europa debería extraer tres lecciones de la experiencia japonesa: no dejar que las tendencias deflacionistas se instalen, atreverse a adoptar políticas ambiciosas y coordinar sus esfuerzos.

Lo más leído