Carmignac: “No creemos en un cambio de tendencia profundo o perdurable en renta fija”


“El inicio de la normalización de la política monetaria estadounidense, en paralelo a la firme voluntad recientemente expresada por China de sanear su sistema financiero, refleja claramente el final del crédito barato para todos”. Así lo creen en Carmignac Gestion, quienes consideran que la remontada de los tipos de interés generada por el cambio de discurso de la Fed parece responder a consideraciones de índole coyuntural y política mientras que, desde un prisma estructural, la reducción del apalancamiento observada en el mundo desarrollado y la mutación de la economía china siguen limitando el potencial de crecimiento en un entorno económico enfrentado constantemente a presiones deflacionistas.

En este contexto, en la firma se muestran convencidos de que la subida de los tipos de interés nominales no refleja expectativas inflacionistas. “El aumento de los tipos reales que se derivará de ello podría generar con rapidez una caída importante de la actividad e impedir así una auténtica escalada de los tipos de interés nominales. Por tanto, no creemos en un desplome de la renta fija ni tampoco en un cambio de tendencia profundo o perdurable en este estadio dado que, a nuestro parecer, a las dos locomotoras mundiales les falta fuelle. Las preocupaciones de la Fed, como las de las autoridades chinas, ponen de manifiesto claramente el fin del crédito barato para todos”.

Así pues, en Carmignac Gestion creen que los países emergentes muy dependientes de la financiación exterior ya han sufrido, y de qué manera, este cambio de tendencia. “Su divisa, su deuda y su mercado de renta variable han experimentado una depreciación notable. No obstante, una vez disipados los principales temores sobre los tipos de interés estadounidenses, los países emergentes más sólidos podrán hacer patente su aptitud en materia de crecimiento, así como la acusada infravaloración de sus mercados de renta variable”.

La convergencia de los ritmos de actividad europeos facilitará, con el tiempo, la implantación de una política económica más consensuada en la zona. “En Europa, la ralentización del comercio mundial y la bajada del yen tienden a deteriorar las cifras alemanas en materia de exportaciones. Por el contrario, los esfuerzos acometidos por los países del sur comienzan a dar sus frutos en materia de exportaciones y de empleo. Esta convergencia de los ritmos de actividad europeos facilitará, con el tiempo, la implantación de una política económica más consensuada en la zona. No podemos descartar, por ejemplo, una iniciativa común a favor del crecimiento”.

Japón, el principal brote verde

Japón se ha convertido, según la gestora francesa, en el único país del mundo que goza de forma simultánea de políticas monetarias y presupuestarias favorables al crecimiento. “En este país, los indicios positivos empiezan a multiplicarse. La dinámica de la inflación en los últimos seis meses se ha perfilado claramente positiva, la concesión de préstamos bancarios al sector privado se encuentra en su nivel máximo de los últimos cuatro años y la confianza de los consumidores corona su punto más elevado de los últimos siete años. El tipo de cambio efectivo real, en su nivel más bajo desde 1992, deja entrever un horizonte positivo para las exportaciones”.

Por otro lado, la producción industrial se recupera y el PIB nominal ha dejado de caer. “El cambio de mentalidad en el país del sol naciente es palpable. Los agentes económicos quieren creer en la apuesta de su gobierno; se prevé un aumento de entre el 5 y el 7 % en los bonus abonados por las empresas a sus empleados este verano”. El 21 de julio se confirmó el esperado éxito de la coalición gubernamental en las elecciones a la Cámara Alta del Parlamento. Una vez superada la prueba, en Carmignac consideran que el primer ministro debería empezar a desvelar detalladamente las reformas que se llevarán a cabo, concretamente en materia de desregulación del mercado laboral. “Creemos que el ansia reformista del Gobierno sorprenderá y que Japón está preparando su regreso a la escena económica internacional por todo lo alto”.

Habrá volatilidad

Según la entidad, el cambio de discurso de la Fed ocasionará probablemente un incremento de la volatilidad en los mercados financieros. “Se nos antoja inevitable que la volatilidad aumente en los próximos meses. La reducción de la liquidez que esperamos en un futuro justifica en sí misma esta previsión. No obstante, el principal motivo gira en torno al ajuste de la política monetaria estadounidense en función de los datos coyunturales: unas cifras sólidas acelerarán las previsiones de reducción del apoyo monetario mientras que unos datos menos alentadores proporcionarán tranquilidad a este respecto pero generarán preocupación sobre la eficacia de la política monetaria no convencional y despertarán temores deflacionistas”.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído