Carmignac: "El ayuno de la eurozona es auto-destructivo"


"El 'momento-Lehman' europeo se ha conseguido evitar. A pesar de ello, sacrificar el vital crecimiento de la eurozona a través de la aplicación de medidas de austeridad draconianas es contraproducente a largo plazo", comenta Didier de Saint-Georges de Carmignac, según un artículo publicado en Citywire.

 

En su última carta mensual a los inversores, el portavoz de la gestora y miembro del comité de inversiones, dice: "El BCE ha evitado la muerte súbita de la zona euro, pero el período de ayuno que esta región convaleciente se autoimpone es autodestructivo”.

 

Las radicales medidas de austeridad impuestas por la Comisión Europea y el FMI sobre los países periféricos europeos (España, Irlanda, Italia y Grecia), están paralizándoles e impidiéndoles cualquier posibilidad de aumentar sus niveles de crecimiento. "Hoy en día estos países necesitan poder aumentar su competitividad con urgencia, su flexibilidad laboral y su crecimiento, y no imponer violentas reducciones en sus gastos".

 

“A pesar de la situación de la zona euro, el panorama global ha mejorado desde el año pasado, reforzado gracias al movimiento del BCE y su política de acceso de los bancos a la liquidez. También han ayudado las inyecciones de liquidez, tanto por el Banco de Inglaterra como por Japón, y las políticas monetarias flexibles por parte de los mercados emergentes”, comenta Saint-Georges en la carta.
 

A pesar de que la gestora, que ha estado bastante ofensiva desde el comienzo del año, ha elevado hasta el máximo sus niveles de exposición en la mayor parte de sus fondos, “los inversores deben mantenerse muy alerta a los distintos riesgos que les rodean y no dejarse llevar por este aumento de la liquidez, especialmente en Europa”, escribe Saint-Georges. Aun así advierte que, “la cartera siguen teniendo las ideas claras y balanceadas. Tenemos preferencia por Estados Unidos, por los países europeos que tienen poca exposición a los temas macroeconómicos y en los mercados emergentes por el sector de consumo domestico. Además, estamos positivos en todo lo relacionado con minas de oro e infraponderamos los bancos europeos. Recomendamos en gran medida la diversificación de la divisa con un gran sesgo hacia el dólar”.

 

"La iniciativa del BCE ha tratado con éxito el riesgo de un ‘momento-Lehman’ europeo. El sector bancario tiene de momento la mayoría de sus necesidades de refinanciación aseguradas hasta 2014. Sin embargo, siguen existiendo riesgos importantes. En primer lugar, los relacionados con la implementación del segundo rescate de Grecia. Además, la liquidez inyectada en el sector bancario no ha llegado a la economía real: la contracción del crédito privado en la zona euro aumenta el riesgo de recesión que induce a que cada mes el error de las previsiones de reducción de deuda pública sea mayor".

 

Alarma por el precio del petróleo
 

Saint-Georges también advierte en su carta mensual de la amenaza que podría tener sobre el precio del petróleo los disturbios en Oriente Medio, y por tanto en las recientes mejoras de la economía mundial.

 

"Por último, el riesgo de que el precio del petróleo - que ha aumentado un 15% en dos meses - se vea afectado por un shock externo, causado por el empeoramiento de las relaciones geopolíticas debido a la posición actual del gobierno iraní, es una amenaza concreta a los países desarrollados, en especial a sus niveles de consumo y al ritmo de relajación monetaria de los mercados emergentes. "


 

Noticias relacionadas

Lo más leído