Carmignac cree que la apuesta por las materias primas tiene ahora "todo el sentido"


Pese al optimismo de las ultimas semanas, Europa sigue siendo la zona económica más vulnerable, donde una escalada de los precios del petróleo acentuaría el riesgo de estanflación, según dice Eric Le Coz, miembro del Comité de Inversión de Carmignac Gestion, en su Carta Mensual correspondiente a febrero de 2011, donde hace hincapié en el sentido de invertir en materias primas. Por eso, ve necesaria una reestructuración de la deuda griega y una renegociación de la irlandesa. Con respecto a España, cree que los esfuerzos del Gobierno son insuficientes teniendo en cuenta el endeudamiento masivo de las comunidades autónomas.

“Estamos asistiendo a una reestructuración del sistema bancario, aunque continúa poco capitalizado. Además los precios del sector inmobiliario no se han ajustado para reflejar la realidad de la situación económica en un país que en estos momentos cuenta con una tasa de paro superior al 20%. Los esfuerzos del gobierno central resultan insuficientes teniendo en cuenta el endeudamiento masivo de las 17 comunidades autónomas: 107.000 millones de euros, de los que una tercera parte corresponde sólo a una Cataluña cuya economía es del mismo tamaño que la de Portugal”, comenta Le Coz. Por todas estas incertidumbres, la gestora no invierte masivamente en Europa, lo que le ha llevado a perderse la recuperación del sector bancario a comienzos de año.

Por regiones, Carmignac se muestra positivo con EEUU, donde confirma el cambio de una economía en recuperación a una en expansión y ofrece una renta variable atractiva y gran potencial para las posiciones en energía, tecnología y en menor medida, finanzas. También es alcista con respecto a los emergentes (mantiene un tercio de sus inversiones en renta variable en los países emergentes, y China se coloca en primer lugar con un tercio de las posiciones en este universo), donde el crecimiento sigue fuerte aunque han de hacer frente a presiones inflacionistas temporales.

De hecho su carta, titulada “Recuerdo haber llegado, una noche de invierno, y pedir audiencia bajo la luna llena a la Gran Esfinge egipcia” –en la que cita a Pierre Loti- hace referencia al impacto en el poder adquisitivo, tolerable para las economías desarrolladas pero no para algunas en desarrollo, del alza del precio de las materias primas, lo que deriva en riesgos geopolíticos como el egipcio. Para la gestora, este encarecimiento se debe a tres fenómenos: la recuperación económica mundial, los fenómenos climáticos especialmente violentos desencadenados por "la niña” y la especulación procedente de la abundancia de liquidez derivada de una política monetaria claramente reflacionista en los Estados Unidos.

Los riesgos geopolíticos impulsan los precios de las commodities

“El deterioro de la situación en Egipto, el posible contagio a otros regímenes débiles y de cuestionable legitimidad en la península arábiga son riesgos que no podemos descartar”, comenta Le Coz. De ahí que la gestora mantenga una asignación de activos importante en materias primas, metales básicos, energía y oro. “Mantenemos una asignación de activos cercana al 10% en oro en las carteras internacionales y al 13% en Carmignac Commodities.”, comenta. El sector de la energía, y sobre todo el de los servicios petrolíferos encierra, según la gestora, un importante potencial, y representa el 16% de sus activos en renta variable internacional. Carmignac Commodities ha aumentado el peso de los sectores de la energía en más de un 46% de sus activos a principios del periodo.

En este mismo sentido, la asignación internacional en divisas constituye una herramienta de gestión de riesgos para sus carteras mundiales. “En lo que respecta al riesgo geopolítico, no hay mejor refugio que el billete verde para proteger el valor de nuestras inversiones”, afirman.

 

Lo más leído