Carmignac aumenta su exposición a Estados Unidos, materias primas y deuda high yield


Aunque considera que la recuperación económica en los países desarrollados es aún tímida, Carmignac mantiene la perspectiva de que ésta se traducirá en un fuerte repunte de los beneficios empresariales, lo que le ha llevado a participar más activamente en estos mercados. Especialmente en el estadounidense, gracias a la confirmación de una coyuntura económica más positiva que pretende aprovechar exponiendo el 8,6% de su fondo Carmignac Investissement, porcentaje mayor al de periodos anteriores.



El cambio de estrategia está financiado por una significativa reducción de las posiciones defensivas en oro, que pasan del 13,2% al 4,3%. Los gestores buscan sacar partido al mayor dinamismo del país norteamericano “a través de las empresas de equipos eléctricos Emerson Electric y Alstom, el constructor de automóviles Ford, la aerolínea Delta Airlines y la sociedad de tarjetas de crédito Mastercard”, explican desde la gestora, así como exportadores emergentes de bienes o servicios bien posicionados en ese mercado, como Infosys (India) y Hon Hai (Taiwán).



También ha ganado fuerza la ponderación en la partida de recursos naturales, desde el 24% al 27%, una decisión justificada en la solidez de la demanda de materias primas en los emergentes en un contexto de “crecimiento mundial simultáneo”.



Con todo, Carmignac no se aleja de su apuesta estrella, los emergentes, en un momento en que mejora el nivel de vida de su población y en el que estarían especialmente bien posicionadas las compañías dirigidas a cubrir la demanda interna. La ponderación del fondo es del 24,3% y se encuentra concentrada en países como China, India y Brasil. Tampoco cambia su componente defensivo, del 20% de sus activos, compuesto por un 9,6% de valores de sectores como el de salud o consumo no cíclico, un 6,% en liquidez y un 4,3% en minas de oro.



Con respecto a la renta fija, los expertos creen que este año será clave el análisis de los riesgos de la deuda pública, que sufrirá el tenso estado de las cuentas estatales y el menor activismo de los bancos centrales, hechos que han motivado que la partida en el fondo Carmignac Patrimonie se redujera al 9%.



Sin embargo, la gestora mantiene la participación del 30% en bonos corporativos (el 25,2% en títulos con grado de inversión y el 4,7% en bonos de alto rendimiento), que se beneficiarán del saneamiento de los balances de las empresas. “Se espera que las emisiones de renta fija privada en euros desciendan en torno al 25-40%. Seguimos concediendo preferencia a esta clase de activo frente a la deuda pública con el fin de beneficiarnos del efecto de mantenimiento”, aseguran.



En el segmento high yield, Carmignac vislumbra oportunidades tanto en EEUU como en Europa, donde los gestores pretenden reforzar su posición hasta el 10% del Carmignac Patrimoine. Las primas de riesgo varían entre 250 y 600 puntos básicos sobre la deuda pública. En la línea con su posición en renta variable, la gestora apuesta asimismo por la renta fija emergente, que ofrece rentabilidades superiores a los países desarrollados gracias a un nivel de endeudamiento medio y un menor déficit. De ahí la propuesta de aumentar su posición en deuda local, exterior y divisa hasta el 10%.

Lo más leído