Carmignac aumenta su exposición a EEUU, emergentes y oro


Los gestores están cada vez más convencidos de que hay que volver al mercado estadounidense, gracias a la confirmación de su repunte económico que es ya una “auténtica recuperación”. Entre ellos, Carmignac Gestión estima que su economía avanzará a un rimo del 3% durante éste y el año próximo y que ha comenzado una “dinámica virtuosa” alentada por el alza de los beneficios, la inversión y el empleo que sitúa al país cada vez más cerca de un “verdadero crecimiento autosostenible”. Por eso ha aumentado el peso de los valores estadounidenses en cartera de su fondo Carmignac Investissement hasta el 9,2%, con nuevas posiciones en la aerolínea Delta, mientras el tema de bancos anglosajones, que ocupa el 8,6% de la cartera, se compone ya únicamente de bancos americanos, tras la venta de Barclays. En conjunto, el mercado estadounidense tiene un peso del 17,8% en el fondo.

Es más, Carmignac ha invertido la mayoría de su liquidez y de las suscripciones del primer trimestre en los mercados bursátiles, si bien la desconfianza del euro les ha llevado a cubrir todas las posiciones en Europa por medio de una compra equivalente de dólares, de modo que la totalidad de la cartera del Carmignac Investissement está expuesta al dólar o a las divisas emergentes. Y es que la gestora mantiene su confianza en los mercados en desarrollo, mientras es negativa con respecto a Europa.

Así, con respecto a los primeros, el crecimiento intenso se ha acelerado no sólo en China, sino también en India y Brasil, con crecimientos de entre el 7% y 8%, lo que ha movido a los gestores a incrementar el peso en el Carmignac Investissement desde el 24,3% al 27,6%, aprovechando la temporal debilidad del mercado chino para ir de compras. Una decisión motivada también por el mantenimiento del tema de la mejora del nivel de vida en los países emergentes como el más importante de la gestión global de la gestora francesa en un contexto en que éstos lidiarán bien con la inflación. De hecho, en deuda corporativa, la partida de bonos del Carmignac Patrimoine ha aumentado del 30% al 36% en inversiones concentradas en emergentes y Estados Unidos. Una exposición de la que también pretenden sacar partido a través de la apreciación del dólar, pues el 50% de la cartera del Carmignac Patrimonie está enfocado en la zona dólar, frente a sólo el 20% denominado en divisa europea.

Y es que entre las perspectivas económicas y estrategias de inversión de Carmignac Gestión correspondientes al segundo trimestre de 2010 destaca la desconfianza hacia la zona euro, debido a que cree que la presión bajo la que se encuentra sigue siendo fuerte y “parece casi inevitable que la moneda única continúe cayendo”. Carmignac destaca así que “la falta de una política común evita la puesta en marcha de un dispositivo económico europeo capaz de atenuar los efectos de contención derivados de la reducción fiscal impuesta por el mercado de la deuda pública”. Aparte del acaso de Grecia, “la deriva de las finanzas públicas se está convirtiendo en algo difícilmente aceptable para los mercado: Portugal, España, Italia e incluso Francia se enfrenten a la imperiosa necesidad e reabsorber su déficit y deuda pública en un contexto recesivo”. Desde la gestora apelan a una solución coherente del problema.

Con respecto a las materias primas, Carmignac destaca que la partida de minas oro en su fondo Carmignac Investissement, reducida en diciembre, ha sido reconstituida desde el 4,3% al 10,8% en el primer trimestre del año, debido a que el recrudecimiento de la crisis soberana favorece su recuperación, tal y como publicó Fundspeople.com.