Carmignac aumenta su apuesta por el oro y confía en los emergentes


Aunque es muy poco realista pensar que se vaya a permitir a Grecia incumplir sus obligaciones internacionales, la Unión Europea debe, “imperativamente, aportar una solución coherente y realista” para la situación del país helvético que pueda también extrapolarse a otros miembros de la Unión en caso de necesidad sin castigar a los pocos buenos alumnos como Alemania. Es la opinión que Eric Le Coz, miembro del Comité de Inversión de Carmignac Gestión, muestra en la carta de la gestora correspondiente al mes de marzo, titulada Chapter Eleven, en referencia a la ley estadounidense de quiebras. "Aunque la aparición de un riesgo de crédito soberano constituye una seria hipoteca sobre el potencial de crecimiento a medio plazo en Europa, Grecia aún no se encuentra en el Capítulo 11", asegura el experto. Desde la gestora, y como consecuencia de esta situación, mantienen su apuesta por los mercados emergentes y por el oro.

Las consecuencias para los gestores de los problemas actuales a los que se enfrenta Grecia, así como de la lentitud y dificultad para la Unión Europea a la hora de encontrar una respuesta creíble para todos los Estados miembros, son cuatro. La primera de ellas es que la debilidad del euro debería prolongarse, lo cual favorecerá los activos internacionales denominados en dólares o en divisas emergentes. Paralelamente, y pese a la fortaleza del billete verde, el oro saca partido de esta nueva apreciación del riesgo de crédito de los Estados europeos. De ahí que la gestora haya aumentado su ponderación en el metal precioso en el mes de marzo.

En tercer lugar, la revisión a la baja del crecimiento en la zona euro. A partir de este momento, el Banco Central Europeo deberá mantener una política más flexible teniendo en cuenta que la anemia en el crecimiento no tardará en traducirse en un resurgimiento de las presiones inflacionistas. “Nuestros activos en Europa, muy presentes en empresas poco sensibles al ciclo económico y muchas de las cuales se benefician de la demanda interna de las grandes economías emergentes, deberían salir airosos en este contexto y sacar partido de una legítima revalorización”, asegura Le Coz. Por último, en cuanto a renta fija, Carmignac Gestion incrementa la sensibilidad de sus carteras pero mantiene una posición muy prudente ante el riesgo soberano.

En la carta también se comenta la situación americana, cuyo repunte económico será sin duda un factor positivo adicional para los sectores dedicados a las materias primas. “La política fiscal dirigida por el gobierno de Barack Obama está reactivando la máquina. Aún no vemos resultados espectaculares, pero vale más ir a paso firme que corriendo “, afirma. En cuanto a China, Le Coz destaca que el crecimiento económico del país se acelera cada trimestre, valorando como “muy hábiles” las políticas monetarias de endurecimiento llevadas a cabo por el gobierno del país. Además, la revisión a la baja del crecimiento de las economías desarrolladas tendrá un efecto positivo: evitará un riesgo de recalentamiento global que limitará las tensiones inflacionistas en los países emergentes. Como consecuencia, endurecimiento monetario estará más limitado, un panorama que debería beneficiar a los temas relacionados con el crecimiento interno de estas economías y de las materias primas.

Lo más leído