Carmignac apuesta por el fortalecimiento del dólar y mantiene la confianza en emergentes y commodities


A pesar de que el mundo vuelve a crecer de modo simultáneo en 2010, el año empieza muy animado con acontecimientos macroeconómicos y anuncios políticos que auguran un incremento de la volatilidad en los mercados, una realidad que obliga a gestionar los riesgos. En el análisis mensual de Eric Le Coz, miembro del Comité de Inversión de Carmignac Gestion, el experto vaticina cambios como el debilitamiento del euro con respecto a las principales monedas y especialmente al dólar, debido a la extensión de la desconfianza desde Grecia a otros países de la UE.

A pesar de que el mundo vuelve a crecer de modo simultáneo en 2010, el año empieza muy animado con acontecimientos macroeconómicos y anuncios políticos que auguran un incremento de la volatilidad en los mercados, una realidad que obliga a gestionar los riesgos. En el análisis mensual de Eric Le Coz, miembro del Comité de Inversión de Carmignac Gestion, titulado “El estado de la Unión es fuerte, aunque no en todas partes”, el experto vaticina cambios como el debilitamiento del euro con respecto a las principales monedas y especialmente al dólar, debido a la extensión de la desconfianza desde Grecia a otros países de la UE. “El Estado de la Unión en Europa dista mucho de ser fuerte, pues Grecia es sólo la punta del iceberg”, dice Le Coz en su informe mensual, un pronóstico que obligó a Carmignac a buscar refugio en la divisa estadounidense y de los países emergentes y que beneficiará a las empresas expuestas al crecimiento fuera del continente.

En cuanto a la renta variable, Carmignac redujo temporalmente la exposición en todos sus fondos durante enero, debido a los riesgos derivados de una posible espiral deflacionista y un menor crecimiento económico “si la reflación económica resultante de las políticas ultraexpansionistas no da resultado”. Con todo, desde la gestora apoyan su exposición al sector bancario a través de entidades británicas y estadounidenses como JP Morgan, Wells Fargo, US Bancorp y Barclays.

Con respecto a la renta fija, los expertos creen que, al igual que en Europa, el déficit público estadounidense seguirá siendo muy alto este año (en torno a los 1,6 billones de dólares, es decir un 10,6% del PIB), lo que augura un “crecimiento sustancial de las emisiones, y justifica nuestra prudencia respecto a los bonos del Tesoro en nuestros fondos de renta fija o mixtos a ambos lados del Atlántico”, dice el informe. De hecho, Carmignac niega tener participaciones en los países con más riesgo de la zona euro.

Sin embargo, la gestora sigue apostando por los mercados emergentes. Según Le Coz, la situación en los BRIC es sólida y destaca que “el endurecimiento monetario iniciado a finales del año pasado en los países emergentes y los países productores de materias primas se mantendrá moderado”. También confía en las commodities como fuente de atractivas rentabilidades, y considera el repliegue del último mes una mera corrección temporal.

Lo más leído