Carmignac: actualización y claves sobre sus principales estrategias


Más que de recuperación económica, Sandra Crowl prefiere hablar de la recuperación global de la producción, y considera que ésta comenzó de forma oficial el verano del año pasado, con los primeros datos de que Europa había salido de la recesión. En un encuentro celebrado en Madrid, la miembro del equipo de inversiones de Carmignac Gestion ha hecho un breve repaso del posicionamiento estratégico que tiene la firma francesa en la actualidad.

La experta comienza su disertación con una declaración de principios: en Carmignac están totalmente invertidos en renta variable y muy positivos con esta clase de activo. Presume de que la gestora tiene una cartera geográficamente “equilibrada”, en la que la renta variable europea equivale a un 26%, la americana a un 43% y la emergente un 19%. En lo que respecta a bolsa estadounidense, han incrementado sus posiciones en las áreas donde han detectado un crecimiento fuerte: internet, ingeniería, consumo discrecional y sector financiero. Las compañías en las que invierten cuyo negocio está vinculado a internet (Facebook, Google, Twitter, Groupon, Baidu…) ya suponen un 12% de la cartera del fondo Carmignac Investissement.

Renta fija: la deuda periférica sigue siendo atractiva

“No pensamos que haya que tirar la renta fija por la ventana porque todavía hay muchas oportunidades”, afirma Crowl. La gestora sigue viendo atractivo en los bonos españoles e italianos, y consideran que pese a que ambas referencias se han revalorizado mucho, los diferenciales continuarán estrechándose, especialmente en el caso español. El caso italiano es ligeramente diferente en primer lugar porque, a diferencia de España, no se está percibiendo el mismo proceso de saneamiento en el mercado inmobiliario, y porque además el país presenta riesgo político, lo que puede comprometer las reformas estructurales que tiene pendiente. En cualquier caso, Crowl se muestra optimista: “Podemos esperar que Italia lo hará tan bien como España. El nuevo gobierno es un buen comienzo”. Muy diferente es la postura de la gestora gala frente a otras referencias soberanas: actualmente están cortos en el gilt, ligeramente cortos en el bono japonés e infraponderados en los treasuries americanos.

En la parte de crédito, la gran estrategia se centra en emisiones del sector financiero. Observan que los bancos europeos han hecho en los últimos años un gran esfuerzo por eliminar riesgos de sus balances, pero también son conscientes de que el sector puede afrontar algo de volatilidad en los próximos meses debido a los test de estrés y la supervisión de la nueva autoridad bancaria europea. Se pueden contar bancos españoles entre las emisiones a las que ha acudido la firma (Santander y BBVA primero y después y en menor cantidad CaixaBank y Bankia), aunque Crowl aclara que ahora se están recogiendo beneficios en algunas de estas posiciones.

Dentro del universo con calificación BB y BBB, Crowl observa que ya se está produciendo una reducción de los diferenciales como consecuencia de la mejora de los fundamentales de este tipo de compañías.

Crowl deja para el final el activo más problemático en estos momentos, la deuda emergente. A este respecto, afirma que Carmignac se mantendrá lejos de este segmento de la renta fija al menos durante otro semestre, pues temen que se produzca un efecto contagio entre algunos países emergentes.

No obstante, la gestora sí que tiene algunas posiciones muy selectivas en renta fija, especialmente en hard currency aunque puntualmente en divisa local y sólo en los fondos de la casa que invierten específicamente en mercados en vías de desarrollo. La experta explica que es muy necesario ser selectivo con los países emergentes y fijarse especialmente en aquellos que no muestran dependencia de la liquidez en dólares patrocinada por la Reserva Federal. Crowl explica que entre los principales méritos de Estados Unidos figuran la reducción del déficit hasta el 6% ó 7% y la caída del déficit comercial (en gran parte gracias a que han caído las importaciones de petróleo), lo que ha provocado que haya menos dólares en circulación por el mundo. Esto a su vez afecta a los países que necesitan esa reserva de dólares para pagar sus deudas (Indonesia, Brasil, Sudáfrica), de ahí la necesidad de detectar las naciones ajenas a estas tendencias.

Emergentes

La experta admite que en los últimos meses la gestora ha decidido rotar sus posiciones en emergentes desde Brasil a México. Este país, junto con India y China, suponen el núcleo de las posiciones emergentes en su cartera global. Especialmente China: dos de los 10 valores con mejor comportamiento en los que está invertida Carmignac son chinos, la empresa de juegos de azar Winn Macao y el portal de búsquedas por internet Baidu.

De China, Crowl resalta que se ha realizado una gran labor de selección de valores en las áreas donde los expertos de la gestora creen que hay mayor exposición a tendencias de crecimiento a largo plazo. También alude al buen camino que está tomando el Gobierno de China tras la aprobación del paquete de medidas estructurales a finales de 2013. Destaca que algunas de estas medidas ya están teniendo efectos inmediatos, particularmente las emprendidas para mejorar el marco regulatorio del sector financiero. Crowl señala que la “financiación social total” (TSF, por sus siglas en inglés) en China se ha reducido un 18% en los últimos meses frente a 2012 debido a la aprobación de una normativa más severa para las entidades que permanecen en el “shadow banking”. La experta afirma que la mejora de la regulación y de los controles están trayendo más transparencia, y todo eso es positivo para el sistema financiero chino. 

Divisas

Sandra Crowl hace hincapié en el riesgo de deflación en los países de la periferia. La presión a la baja sobre los precios es tan significativa para ella que no duda de que el BCE tendrá que actuar. “El euro en 1,38 dólares está empañando algunas de las mejoras de los países europeos”, señala. Al preguntarle por qué medidas podría inclinarse el BCE, la miembro del comité de inversiones indica que “la manera más fácil y más efectiva para romper el ciclo negativo del crédito es lanzar nuevos fondos que tengan como objetivo financiar préstamos, tal vez mediante un nuevo plan de financiación del BCE, que también podría inyectar liquidez paralizando la “esterilización” de su programa de compra de valores (SMP)”, con lo que se aportarían 175 millones de euros de liquidez al sistema. También plantea la posibilidad de recortar los tipos de interés hasta el 0,25%, aunque con escaso convencimiento. Y descarta una inyección de liquidez a la americana: “No creemos que el QE sea la respuesta”. “Necesitamos confianza para que las compañías empiecen a pedir prestado y expandir sus balances”, añade.

Dicho esto, y teniendo en cuenta la política de retirada progresiva de estímulos de la Reserva Federal de Estados Unidos, el posicionamiento de Carmignac en divisas pasa por una postura neutral en el euro y alcista en el dólar frente a divisas emergentes y frente al yen nipón. Del yen matiza que recientemente se han reducido las posiciones cortas sobre la divisa (que utilizan como cobertura para sus posiciones en renta variable) en previsión de la subida del IVA que realizará el gobierno japonés en el mes de abril, una medida que afectará negativamente al crecimiento del país.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído