Carmignac, a un paso de entrar en el mercado chino


El aperturismo iniciado por el gobierno de Xi Jinping para permitir a inversores extranjeros acceder a los mercados financieros chinos sigue dando sus frutos. La semana pasada el Ministerio de Economía y Finanzas francés anunciaba que el grupo Carmignac y BNP Paribas IP se han convertido en las únicas entidades tanto del país galo como de la zona euro en obtener una licencia dentro del programa de Inversores Institucionales Extranjeros Calificados en Renminbi (RQFII, por sus siglas en inglés). De esta forma siguen los pasos de Nordea, que obtuvo la autorización como inversor cualificado el pasado mes de abril

Esta licencia, emitida por la Comisión Reguladora de Valores de China (CSRC) en el marco de las medidas de estímulo a la inversión impulsadas por el gigante asiático, autoriza el acceso al mercado de las llamadas acciones de clase A (A-Shares) y de bonos denominados en renmimbis. El siguiente paso para la gestora será asignar un límite específico de inversión. Haiyan Li-Labbé, analista de China para Carmignac, ha comentado con respecto al volumen de reformas que quiere sacar adelante el nuevo Ejecutivo que “suponen un desafío a corto plazo, pero cuentan con un importante potencial a largo plazo, y esperamos poder posicionarnos de manera eficaz”. 

Desde el grupo Carmignac indican que su intención al emprender esta iniciativa es ampliar su universo de inversión al mercado doméstico chino, que supone una capitalización bursátil de 5 billones de dólares en el caso del mercado de renta fija y de 4 billones en el de renta variable —más del doble de las empresas chinas que cotizan en el extranjero—, con numerosos valores que sólo cotizan en China. Así Carmignac, un histórico en los mercados emergentes, se beneficiará de nuevas oportunidades de inversión relacionadas con el crecimiento de la economía china.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído