capitalatwork rebalancea sus carteras hacia la renta variable


En plena vorágine bursátil y con la volatilidad disparada, es un buen momento para aquellos inversores con convicción y así lo creen en capitalatwork, donde están aprovechando los precios atractivos en bolsa para rebalancear sus carteras y diminuir el peso de la renta fija para aumentar el de la variable. "Con el bono americano a 10 años al 3,14% y el alemán al 2,8% las expectativas de rentabilidad y prima de riesgo de la renta variable sitúan a las acciones a precio de ganga", apunta Eduardo Ripollés, gestor de la firma. Para aumentar esta exposición a renta variable, en la firma han levantado las coberturas que tenían desde hacía meses sobre las posiciones en bolsa y están también comprando nuevos valores.

Además de este aumento de la renta variable, los expertos de la firma de inversión están sobrpenderando los bonos corporativos, están invirtiendo fuera de la zona euro, en especial en coronas noruegas y en deuda emergente y en la zona euro sólo se están centrando en Alemania, Francia y Bélgica. Además, para la parte de la renta fija, prefieren duraciones largas, a partir de los cinco años, y tan sólo están más a corto en los bonos ligados a la inflación.

A la hora de invertir en renta variable, en capitalatwork se sienten como “propietarios de las empresas, no especulan con ellas”. Por ello buscan compañías con atractivo modelo de negocio, sólidos fundamentales, ventajas competitivas y con oportunidades de crecimiento a largo plazo, empresas con una gestión, que hacen hincapié en el balance, la deuda y la refinanciación de emisiones, de gran capitalización con buena diversificación geográfica y exposición a países emergentes, empresas cuyos recursos internos deben sostener el crecimiento de sus beneficios y que con dividendos o recompra de acciones propias y con un precio atractivo.

En la cartera modelo de la firma se encuentra compañías como Adidas, LVMH, Grupo Televisa, Roche, Novartis o Siemens. Actualmente no hay empresas españolas en esa cartera pero algunas que pueden entrar a formar parte de ella son BME o Técnicas Reunidas.

 

Mensaje de optimismo

Los expertos de capitalatwork quisieron lanzar un mensaje de optimismo en el desayuno organizado en sus oficinas de Madrid para clientes. “El problema son los gobiernos que no han hecho los deberes y no se han adaptado a la situación tan complicada que se vive actualmente, mientras que las empresas sí han sabido adaptarse”, asegura Ripollés. Los elevados niveles de déficit público en Europa son “preocupantes” pero en capitalatwork confían en la solidez de la zona euro, puesto que creen que Alemania no puede permitirse dejar caer a economías como la española o la griega, por los altos niveles de deuda que tiene de esos países. “El problema es que los países ahora co confían entre ellos, igual que pasó hace meses en el interbancario, aunque también hay que aclarar que se han distorsionado mucho las cosas ya que España no es Grecia”, puntualiza Ripollés.

Respecto a las medidas adoptadas por el Gobierno, Ripollés se mostró muy crítico ya que considera que “en año y medio no se ha hecho nada y ahora se toman medidas deprisa y corriendo” y cree que no serán suficientes para atajar los problemas españoles pero sí un paso en ese camino. Respecto a las empresas españolas, en capitalatwork se muestran bastante optimistas ya que consideran que el castigo en bolsa que muchas están recibiendo es demasiado duro y no basado en la consistencia de los negocios, los proyectos o balances de las compañías. “España no lo ha hecho bien como país pero sí sus empresas que son las que tirarán de la economía”, dice Ripollés.

Lo más leído