Capital Group Global Allocation: los aspectos que hacen original a este fondo mixto consistente


El Capital Group Global Allocation es un fondo que sintetiza claramente cuál es la filosofía de inversión de Capital Group: carteras sencillas, sin complejidades, equilibradas, construidas a partir del análisis fundamental por un equipo diversificado de gestores, en este caso cuatro de renta variable –Paul Flynn, Hilda Applbaum, Tomonori Tani y Anirudh Samsi y dos de renta fija –Rob Neithart y Thomas Høgh-. Todos ellos coinciden en tener una amplia experiencia profesional en el mundo de las inversiones y están habilitados para hacer libremente lo que quieran en la parcela de la cartera que está bajo su control, cartera que se reparten prácticamente a partes iguales.

Todos se dedican exclusivamente a gestionar. La gestora les evita distracciones. Hablar con los clientes y explicarles la estrategia es algo que corre a cargo de los especialistas de inversiones, profesionales con una amplia experiencia profesional que se recorren el mundo promocionando los 35 fondos que comercializa la entidad. Una de ellas es Julie Dickson, quien con sus 24 años de experiencia en la industria se dedica a dar a conocer las capacidades de Capital Group en la categoría de fondos multiactivos, donde la firma atesora 330.000 millones de euros, prácticamente el 25% del total de activos que gestiona.

Uno de los buques insignia es este producto mixto moderado que este año presume de Sello Funds People por la calificación de Consistente. “El Capital Group Global Allocation es una estrategia que gusta especialmente por el hecho de haber sido diseñada para batir al mercado, pero ofreciendo al mismo tiempo protección en fases de corrección, algo que para nosotros es muy importante. De hecho, históricamente el fondo se ha comportado especialmente bien en periodos de turbulencias, lo que nos ha permitido generar esa consistencia”, explica Dickson.

El reconocimiento le acaba de llegar por parte de Morningstar, firma de análisis que le ha otorgado el rating Gold, logrado únicamente por dos productos de los 230 que integran la categoría USD Moderate. “Una de las razones por las que la rentabilidad ha sido tan positiva y la cartera ha mostrado tanta resistencia es que la metodología que siguen los gestores es muy simple. Invierten con una verdadera vocación de largo plazo siguiendo un análisis fundamental, sin dejarse llevar por el momento macroeconómico, sin tratar de averiguar qué dirección seguirá el mercado a corto plazo ni recurrir a derivados, algo que muy a menudo hacen nuestros competidores y que incrementa la complejidad de una cartera”.

A la hora de construir la cartera del fondo, los gestores huyen de cualquier complejidad. “Simplemente construyen posiciones largas en aquellos activos que consideran más atractivos. En renta variable lo hacen con el objetivo de generar rentas en activos sobre los que, además, tengan una favorable perspectiva de crecimiento del precio de la acción, mientras que la parte de renta fija está configurada básicamente con bonos de grado de inversión, lo que ofrece estabilidad al fondo. Si se analiza el performance attribution se observa que la mayor parte de la rentabilidad, aproximadamente el 80%, proviene de la selección de acciones y bonos. A largo plazo, la expectativa es que dos tercios provengan de la elección concreta del activo y solo un tercio del asset allocation”.

Ese equilibrio entre acciones y bonos no es estático. Varía en función de cuáles sean las convicciones de cada gestor. El máximo que pueden invertir en renta variable es el 75% y el mínimo lo han fijado en el 45%. Por lo tanto, en renta fija, el porcentaje más alto que pueden alcanzar es del 55% y el más bajo del 25%. Históricamente siempre se han movido en el rango del 50%-70% para las acciones y del 30-50% para los bonos.

“El 75% de la cartera está en manos de los cuatro gestores de renta variable y el 25% en los dos de renta fija. Los primeros tienden a invertir el 80% en acciones y el resto en bonos, mientras que los segundos solo invierten en activos de renta fi ja. En consecuencia, el asset allocation de la cartera lo dictaminan al final las decisiones que toman Flynn, Applbaum, Tani y Samsi”.

Nadie dice qué asignación de activos deben tener en cada momento. “Eso es así porque creemos que un director de inversiones o gestor no va acertar siempre. A lo largo del tiempo, los estilos que ofrecerán las mayores rentabilidades se irán alternando. No es cuestión de tratar de adivinar cuál será el correcto en cada momento, sino de tener muy claros cuáles son tus objetivos de inversión. Cada uno de nuestros gestores tiene su propio estilo. Lo que para uno puede ser una inversión atractiva para otro no. Cada uno busca una cosa. Esas diferencias de opiniones son las que aportan la diversifi cación de la cartera. En ocasiones coinciden, como evidencia el hecho de que exista un 30% de solapamiento entre sus carteras”.

Los gestores conforman sus opiniones a partir de la visión que les aporta una red de 13 oficinas que la gestora mantiene desplegadas por todo el mundo, en la que en total trabajan 172 analistas de renta variable, 43 de renta fija y 21 analistas macroeconómicos y cuantitativos. Todos ellos son la base sobre la que se nutren los gestores del Capital Group Global Allocation para recopilar información y hacer sus apuestas.

“Es un fondo muy fácil de entender. Al contrario que otras estrategias, que te venden como conservadoras y que posteriormente se demuestran que no lo son tanto, en nuestro caso los límites son claros y están muy bien definidos. Invertimos en los activos que se supone debemos invertir. Sin sorpresas, sin cajas negras… Es pura gestión de convicción. La simplicidad de nuestros productos es uno los aspectos de los que nos sentimos más orgullosos”, concluye Dickson.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas