Capital Group: “España se ha convertido en un sitio atractivo para invertir”


La historia de la recuperación económica europea sigue haciendo correr ríos de tinta y atrayendo a inversores deseosos de participar (y beneficiarse) del lento regreso al crecimiento del Viejo Continente. Uno de ellos es Mark Denning, gestor en Capital Group del fondo European Growth and Income, en el que incluye compañías que cotizan con PER bajos y capacidad para mejorar sus múltiplos a lo largo del tiempo. 

Denning muestra una actitud positiva con respecto al futuro inmediato del continente: “Europa es una posición bastante razonable a medida que nos adentramos en 2014”. Para el gestor, el dato sorprendente es que desde septiembre los valores europeos se revalorizaran menos que los estadounidenses y el euro se haya apreciado frente al dólar mientras el resto de divisas hacían justo lo contrario. “Esto te dice una o dos cosas sobre Europa: su economía se está recuperando realmente rápido, y el crédito sigue siendo bastante restringido a pesar de esta recuperación”. 

El responsable de Capital Group realiza un análisis macro por países identificando los que están dando mayores señales de recuperación. De España, sobre la que pone más énfasis, destaca que haya logrado superávit por cuenta corriente. “España se ha convertido en un sitio atractivo para invertir”, afirma. Se basa en que los informes de compañías concesionarias de autopistas en los que se reporta ha incrementado el volumen de tráfico de camiones; en que las compañías industriales han detectado un incremento de pedidos y también en que la demanda de electricidad va en aumento. 

Alemania es otro de los lugares que Denning cree que será interesante este año. Observa que los indicadores de actividad industrial están siendo positivos y ve indicios de repunte del consumo en los próximos 18 meses. “El escenario para Alemania es razonablemente benigno y, por tanto, se podría hacer de él un caso fuerte para el resto de Europa, porque si Alemania empieza a moverse, puede arrastrar al resto de Europa”

El tercer país que encierra buenas noticias es Reino Unido. Su crecimiento es fuerte, el mercado inmobiliario está mejorando, están creciendo las exportaciones y la industria en general lo está haciendo bien. “Hace algunos meses, las compañías nos decían que estaban viendo un gran vuelco en Reino Unido. Es similar al cambio de rumbo en Estados Unidos”, afirma el gestor. Éste aporta otro dato significativo: “Durante los últimos cinco años, el sector de servicios de Reino Unido en esencia se ha devaluado contra Singapur. Por lo que de repente el sector servicios en Reino Unido parece bastante atractivo frente a Singapur”. 

Atención a la concentración del sector bancario

Creo que los bancos están empezando a beneficiarse de la recuperación”, afirma Denning. El gestor admite tener en cartera unos cuantos bancos y que ha sufrido por ello durante un largo periodo de tiempo, por empeño del experto en que su valoración no estaba ni de lejos reflejada en el mercado. “Los bajistas argumentarán que los bancos europeos tienen muchos activos tóxicos, pero tengan en mente que gran parte de los activos de los bancos europeos son hipotecas”, afirma, al tiempo que recuerda que la clave de las hipotecas concedidas en Europa es que el hipotecado que renuncia a pagar pierde la casa y debe seguir pagando su cuota al banco. De hecho, Denning considera positiva toda la presión del marco regulatorio sobre los bancos que se ha visto en los últimos años para obligarles a limpiar sus balances de activos tóxicos. 

Lo que realmente importa, bajo el punto de vista del gestor, es que estos últimos años se ha producido una gran consolidación dentro del sistema financiero europeo, una consolidación que aún no ha terminado. Considera que esto es bueno porque, si se observa la rentabilidad de la industria financiera a lo largo del tiempo, se puede ver que está directamente correlacionada con el grado de concentración de dicha industria. “El problema es que estos bancos venden por debajo de su valor en libros. En un mercado concentrado, si las condiciones se estabilizan con el paso del tiempo y estos bancos europeos consiguen beneficios decentes, en algún punto deberían vender por encima del valor en libros”, explica el experto. Por todo lo ya expuesto, Denning afirma que “sí, los bancos europeos tienen problemas, pero no son tan grandes como piensa la gente”. Para él, el mayor problema es si el euro es sostenible; de serlo – y así se ha demostrado a lo largo del tiempo-, entonces la banca europea conserva atractivo para él. 

Al principio el gestor se había fijado en los bancos de mayor tamaño, pero como ahora se han reducido los riesgos de una ruptura de la moneda única y la mayor parte del sistema bancario se ha recapitalizado, ahora prefiere fijarse en la banca mediana. 

Oportunidades en otros sectores

Otro de los sectores europeos donde el gestor ve oportunidades gracias al proceso de concentración es en las aerolíneas. Los grandes grupos que operan ahora mismo en Europa son Lufthansa, Air France-KLM, IAG (resultado de la fusión de British Airlines e Iberia) y las low cost Easy Jet y Ryanair. “Si los precios de la energía empiezan a ceder, será beneficioso para las aerolíneas. Si la demanda continúa subiendo en Europa –y no hay crecimiento real en capacidad-, entonces deberían hacerlo bastante bien”, afirma el experto, que añade que las valoraciones no están caras tanto para este sector como para otras áreas del mercado ligadas al ciclo.  

Además de los procesos de concentración, otra de las características que atraen la atención de Denning es el sesgo doméstico. Por ello, también se fija en algunas compañías eléctricas y de transporte, aunque sin dar nombres. En añadidura, tiene en consideración la posibilidad de que este año repunte la actividad corporativa en el sector de telecomunicaciones, para mejorar su rentabilidad y consolidar su posición global. 

La última idea sectorial que aporta el responsable de Capital Group es la industria farmacéutica, que está expuesta a temáticas como el cambio demográfico o el crecimiento de los países emergentes. Además, observa que las compañías farmacéuticas han vuelto a invertir en innovación y están sacando adelante nuevas patentes, especialmente en el tratamiento de enfermedades cancerígenas. “Muchos inversores piensan que las farmacéuticas ya se han revalorizado pero, en mi opinión, todavía tienen muchos años de buen crecimiento por delante. Y están pagando buenos dividendos y haciéndolos crecer, y las valoraciones absolutas no son elevadas”, concluye el experto. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído