Capital: el gigante silencioso


“Es probablemente la mayor gestora de la que nadie ha oído hablar”, así lo reconocía uno de los empleados de Capital International en Londres. Esta gestora estadounidense, que maneja un patrimonio de 1,16 billones de dólares, es prácticamente una desconocida en Europa.

Cuando se conoció que Dicania, la nueva agencia de valores liderada por Alfonso del Moral y Jaime Gortázar, se encargaría de la comercialización en España de los fondos de Capital International, muchos profesionales del sector escucharon el nombre de la gestora por primera vez.

“Llevo 20 años trabajando en el sector y nunca había oído hablar de Capital”, comentaba el director de una entidad española de banca privada. El sigilo está en el ADN de Capital Group, una compañía fundada en 1931 en Los Ángeles por Jonathan Bell Lovelace (en la foto).

Una de las características de la entidad es que siempre ha estado en manos de sus trabajadores. Ninguno tiene más del 5% del total de las acciones. “Esto nos permite mantener un enfoque de largo plazo. Si fuéramos una empresa cotizada, tendríamos otro tipo de presiones”, reconoce Simon Levell, responsable de Marketing de Capital International para Europa.

El foco también es un aspecto importante. La compañía se dedica en exclusiva a la gestión de activos. “Nuestro objetivo es ofrecer resultados buenos y consistentes a largo plazo para nuestros clientes”, señala Levell.

En EE.UU. gestionan poco más de 30 fondos con un tamaño medio de 30.000 millones de dólares. “Estamos acostumbrados a manejar fondos muy grandes. Sólo nos centramos en lo que sabemos hacer bien”, dice Levell.

La filosofía de Capital, que viene desde los principios fundacionales establecidos por Lovelace, se basa en la búsqueda de compañías de calidad a buen precio a partir de un análisis propio y exhaustivo.

“La mejor manera de encontrar oportunidades y controlar el riesgo es invertir en valores con una perspectiva de largo plazo; compartir el análisis entre regiones y tipos de activo; entender en detalle las fuentes de riesgo más allá de la volatilidad; y combinar individuos con perspectivas y aproximaciones complementarias”, destaca la entidad en su presentación corporativa.

Foco en el análisis
En Capital, ni compran análisis externo, ni venden su análisis a terceros. El análisis está integrado, de manera que se pueda compartir información constantemente tanto por regiones como por tipo de activo. “Queremos evitar el modelo de silos”, explica Levell.

“En la década de los 60, Capital lanzó el primer fondo global de la historia. Al no haber con quien comparar nuestros resultados se creó una herramienta de medición interna, que más tarde se conocería como los ‘índices de referencia’. Posteriormente, los derechos se vendieron a Morgan Stanley y se convirtieron en los populares índices MSCI (acrónimo de Morgan Stanley Capital Internacional)”, explican desde la entidad.

Capital cuenta con 12 oficinas en Norteamérica, Europa y Asia. La gestora no abre una oficina sólo por motivos comerciales, la localización debe aportar valor desde el punto de vista de la capacidad de análisis de la compañía.

En 1952 la entidad abrió en Ginebra su primera oficina fuera de territorio americano y cuenta con presencia en Londres desde 1979. Hoy, su oficina londinense está en un moderno edificio que Capital pudo adquirir con un descuento importante por tratarse de la sede que Enron se había construido para Londres y que nunca llegó a estrenar.

El grupo cuenta con 104 gestores y 192 analistas (que también tienen la capacidad de manejar dinero), además de otros 19 profesionales de inversión dedicados al capital riesgo. Han dejado de contar el número de visitas que hacen a empresas cada año. La última vez que lo hicieron, superaron las 10.000.

Modelo multigestor
Otro de los aspectos diferenciales de la compañía es su sistema multigestor, con varios gestores colaborando en el manejo de cada una de las carteras. El modelo, en funcionamiento desde 1950, busca combinar los aspectos más positivos de la gestión basada en gestores estrella y de la desarrollada por equipos.

En 1950 el fundador de la compañía sufrió un ataque al corazón y tuvo que estar prácticamente ausente durante tres años. Por eso se creó el modelo multigestor. Las carteras se dividen en porciones. Cada gestor es responsable de una parte y se busca combinar individuos con aproximaciones complementarias. La idea es crear una cartera diversificada de forma natural, compuesta por ideas que reflejen convicciones fuertes y que no dependa de una sola persona.

Normalmente hay como mínimo 3 gestores para cada fondo. Hay un gestor jefe, pero todos tienen flexibilidad total para elegir en qué invertir. Una porción de la cartera se reserva a las ideas de los analistas, que de esta forma tienen la capacidad de apostar por las ideas en las que más creen.

“Nuestro sistema ofrece la ventaja de las inversiones de alta convicción típicas de los gestores estrella, sin la volatilidad que se deriva de depender de una sola persona. Y ofrece la consistencia típica de la gestión por equipo, sin el riesgo de mediocridad”, comenta Levell.

Gama
En Estados Unidos, Capital posee la familia de fondos American Funds. Para la distribución internacional, su sicav de Luxemburgo está compuesta por 20 fondos. Su gama de productos destaca en renta variable americana y global así como en emergentes. “En los 80 lanzamos el primer fondo global emergente de la historia”, comentan desde la entidad.  En este apartado, destaca un producto en el que combinan renta variable y renta fija emergente, con un objetivo de volatilidad del 12%.

El énfasis en el dividendo es parte integral de la filosofía de Capital. En pleno crash de 1929, el fundador de la gestora percibió la importancia del dividendo y desde entonces ha sido uno de los focos de la compañía.

En renta fija, en la que gestionan más de 200.000 millones de dólares, su oferta incluye varios productos de deuda emergente, bonos de alta rentabilidad, y bonos gubernamentales. Los fondos de Capital Interantional están registrados en la CNMV y están disponibles a través de Allfunds Bank, BNP Paribas y Credit Suisse.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído