Capital At Work: “El rompecabezas del gobierno será compaginar la recuperación con la reducción del déficit”


Capital At Work Investments Partners en su nota informativa denominada “Balance 2013 y Perspectivas 2014” resume el año anterior como el de la vuelta a la normalidad, en el que, al contrario de como fue el 2012 - año de “las grandes inquietudes y de los rescates” -, se ha vuelto a una mayor confianza en una posible recuperación económica, detallan. “Lenta pero más segura”, y sobre todo - añaden - en países periféricos.

Tras el “fly to quality" (o búsqueda de refugio en los tranquilizadores bonos del Estado alemán) del año 2012, las inversiones estrella del 2013 fueron los bonos de los gobiernos de España e Italia: “ambos países han visto como bajaban sus tipos de interés, a pesar de que siguen inmersos en un delicado proceso de reducción de deuda”, apuntan. De ahí que la firma considere que el rompecabezas para el gobierno de nuestro país este año sea compaginar la recuperación económica ( y de creación de empleo), con una reducción del déficit. En este contexto, la caída de los tipos es, sin duda para ellos, una excelente noticia.

El año pasado, en cuanto a inversiones se refiere y conforme a lo previsto por la firma, la evolución en renta fija y en renta variable fue muy dispar. La renta fija tuvo el mal comportamiento que pensaban que podía tener, dado que los tipos de interés europeos tocaban mínimos históricos a mediados del año 2012, mientras que la renta variable terminó el 2013 con unos resultados excelentes, incluso en máximos, tal y como indican que ocurrió en Estados Unidos. Por su parte, en Europa, a pesar de las buenas oportunidades que se vieron en los países más castigados del sur de Europa, fue el DAX alemán por segundo año consecutivo el que lideró los avances, ilustrando la creencia en la solidez de su economía, señalan.

Para 2014, en líneas generales creen que sucederá “¡más de lo mismo!”.  Desde su punto de vista, van a adaptar su visión de preservación e incremento de capital a “este nuevo contexto de “opresión redistributiva” sin precedentes (a través de unos tipos de interés muy bajos, de una presión fiscal creciente,...) invirtiendo en compañías con una gran generación de flujos de caja”. Esta es la idea fundamental que seguirá guiando su gestión.

Ante un despalancamiento mundial y unas expectativas bajas de crecimiento económico en Europa, creen que es lógico pensar que los niveles de inflación se mantendrán en unos niveles moderados durante los próximos años, y por lo tanto, continuarán siendo bajas también los tipos de interés, aunque piensan que estos serán volátiles. En este contexto, opinan que la “única manera de no perder el tren” será invirtiendo en bonos largos para los inversores más conservadores y en acciones.

De cara a la renta fija, indican desde Capital at Work que el inversor tiene que saber que se enfrentará a un entorno de bajo crecimiento económico y de tipos de interés bajos, y que por lo tanto, tendrá que seguir conformándose con rentabilidades muy bajas para la renta fija y aceptar una volatilidad mayor que la experimentada en el pasado.

Por la parte de renta variable, “tras años de subida aunque no uniformes”, apuntan que los índices bursátiles no están en niveles tan baratos como años atrás, ya que “las valoraciones actuales descuentan ya un escenario de recuperación económica que tendrá que confirmarse en los próximos meses si queremos evitar que caiga la cotización de un buen número de compañías que se han revalorizado notablemente durante los últimos años”. Aun así, piensan que hay oportunidades en renta variable, sobre todo europea, con compañías solidas y bien gestionadas.

“No todo vale en términos de valoraciones y deberemos ser muy selectivos a la hora de invertir”, explican, por lo que en el punto de mira de los analistas piensan que va estar en los beneficios empresariales.

Noticias relacionadas

Lo más leído