Candriam reabre el Candriam Bonds Credit Opportunities


Candriam acaba de anunciar la reapertura de uno de sus productos estrella: el Candriam Bonds Credit Opportunities. La firma que en el mercado ibérico dirige Nabil El Asmar está comunicando a sus clientes que este fondo de gestión alternativa de renta fija volverá a estar completamente abierto a nuevas suscripciones a partir del próximo lunes, 2 de octubre, después de que la estrategia se haya mantenido cerrada desde noviembre de 2016.

Se trata de un producto que ha cobrado una gran relevancia en el mercado español. El fondo gestiona 2.000 millones de euros, de los que 863 millones (el 44%) están en España. De hecho, se trata de una de las estrategias más valoradas por parte de los inversores españoles y que han mostrado una mayor consistencia dentro de su categoría. Ello le ha permitido situarse en 2017 como uno de los 14 fondos que presumen de sello Funds People, con la triple calificación: Favorito de los Analistas, Blockbuster y Consistentes.

¿En qué consiste esta estrategia?

El Candriam Bonds Credit Opportunities es un producto flexible y global de crédito con sesgo a high yield, que puede invertir tanto en deuda con grado de inversión como deuda de alto rendimiento de manera global (Europa y Estados Unidos). Está gestionado por Philippe Noyard y Patrick Zeenni, quienes buscan aprovechar las oportunidades existentes en el crédito corporativo a nivel global, pero sin asumir toda la direccionalidad y riesgos de una inversión tradicional en crédito. Para ello, el fondo combina dos patas: una primera parte, que al menos representa el 50% de la cartera, “pata de corto plazo”, con una duración inferior a dos años. Y otra segunda pata, “pata oportunista”, donde los gestores pueden aplicar estrategias direccionales de alta convicción y con mayor duración, así como estrategias de valor relativo.

Lo interesante del producto es que estas dos patas se combinan con una cobertura dinámica de los riesgos de cola, de tal manera que siempre hay coberturas parciales sobre el crédito, la volatilidad y los tipos de interés. Estas coberturas se implementarán en cartera en función de la visión y del posicionamiento del equipo gestor. De tal manera que, cuando el fondo tiene un componente más direccional (porque la visión sobre el crédito es positiva), el fondo incorpora más de dichas coberturas. De manera contraria, cuando el producto está posicionado de manera muy defensiva (ratings de mayor calidad, duración menor,…) porque el equipo tiene una visión más negativa sobre el mercado de crédito, la necesidad de coberturas disminuye.

A tres años el fondo ha conseguido generar una rentabilidad similar a la del high yield europea, superior a la del high yield global en euros, pero con la mitad de la volatilidad y con un tercio aproximadamente de las caídas máximas.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas