Cambio de rumbo en Europa favorable a los fondos bursátiles


La mejora de la confianza entre los inversores a lo largo del mes de junio no bastó para mejorar los números en los fondos UCITS, de los que salieron 31.400 millones frente a los 23.000 millones de mayo, debido al recrudecimiento de los reembolsos sufridos por los fondos monetarios (desde los 14.400 millones de mayo hasta los 31.200 de junio) y a un final de trimestre que suele venir marcado por una tendencia de flujos negativa. Lo que sí produjo esa mejora de la confianza fue un cambio de rumbo en las salidas de los fondos UCITS de largo plazo, que benefició a los fondos bursátiles frente a los de renta fija, contradiciendo la tendencia dominante en 2010.

Así, los primeros vieron un radical bajón de los flujos negativos, desde 10.700 millones de euros en mayo hasta los 1.800 de junio, evolución que fue la principal responsable de que el total de productos de largo plazo perdieran tan sólo 200 millones frente a los 8.400 millones de mayo, registrando no obstante reembolsos por segundo mes consecutivo.

Mientras, los fondos de bonos sufrieron un aumento del 50% en las retiradas de capital, desde 2.000 millones en mayo hasta 3.000 millones en junio, según EFAMA, que recoge datos de 23 asociaciones que representan el 97% de los activos de los fondos tanto regulados como no regulados.

En el primer semestre, el patrón de comportamiento ha sido más favorable en los productos de renta fija, pues mientras éstos han captado 52.800 millones de euros, los de renta variable han sumado ventas de 8.700 millones, seis veces menores. Y todo, debido a la incertidumbre de los mercados, que ha aumentado el atractivo de la deuda y de los fondos mixtos (con entradas de 39.300 millones en el semestre), frente a la bolsa.

Con todo, ambas clases de activos se han visto favorecidas por un escenario de tipos muy bajos que ha motivado la búsqueda de mayores rentabilidades tanto en renta fija como variable, castigando sin piedad a los productos monetarios, que suman reembolsos en el primer semestre de 90.700 millones de euros, una cantidad sólo algo menor del dinero que ha entrado en los fondos UCITS de largo plazo (108.200 millones).

Con todo, y aunque las medidas destinadas a fortalecer la eurozona mejoraron la confianza de los inversores en junio y favorecieron a los fondos de renta variable, no lograron detener el raudal de reembolsos en los fondos de inversión. En el conjunto de la industria, las salidas se redujeron un 6% con respecto a mayo, desde 19.300 millones de euros hasta los 18.200 de junio.

Lo más leído