Caja Rural de Castilla-La Mancha amplía su gama con un segundo fondo de retorno absoluto


Caja Rural de Castilla-La Mancha acaba de lanzar para su red el segundo fondo de inversión de su gama, el Rural Castilla La Mancha Retorno Absoluto, un fondo de fondos que se gestionará con una orientación de retorno absoluto.

El objetivo del fondo es, según explica su folleto en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), conseguir una rentabilidad anual positiva y superior al Euribor, independientemente de la evolución de los mercados, con una volatilidad máxima inferior al 4% anual. Ni la rentabilidad ni la volatilidad están garantizadas, advierte la entidad.

Las ideas de inversión del Rural Castilla La Mancha Retorno Absoluto se canalizarán entre un 50% y un 100% a través de fondos de terceros, sea cual sea el tipo de gestión realizada. Además, usará de forma directa técnicas de gestión alternativa como long/short o global macro, cuyo peso relativo dependerá del criterio del gestor y de la coyuntura del mercado.

Directa o indirectamente a través de otros fondos, la exposición a renta variable podrá oscilar entre el 0% y el 50%. El resto de activos en cartera serán renta fija pública y privada, depósitos y monetarios. El riesgo divisa no podrá superar el 20%.

Al ser de retorno absoluto, el nuevo fondo de Caja Rural de Castilla-La Mancha no estará predeterminado en cuanto a emisor, duración, rating, capitalización bursátil, divisa, sector económico o país.

Operativa

Legalmente, el Rural Castilla La Mancha Retorno Absoluto contará con Inversis Gestión como gestora y con Banco Inversis como depositario, aunque el asesoramiento correrá a cargo de la propia Caja Rural de Castilla-La Mancha. De esta forma, Caja Rural de Castilla-La Mancha lo comercializará en exclusiva a través de sus canales.

Tal y como detalla Antonio García, jefe del departamento de Banca Personal de Caja Rural de Castilla-La Mancha, serán los equipos de gestión de Tesorería y Mercado de Capitales de la entidad castellano-manchega quienes asesorarán qué fondos de terceros entran en la cartera en base a su visión de mercado.

Según García, el fondo “intenta dar respuesta a las necesidades de rentabilidad de nuestros clientes, en un escenario de tipos de depósito tradicionales bajos y siempre manteniendo un estricto control y bajo perfil de riesgo”. El segundo producto propio de la caja rural está enfocado a todo tipo de clientes con un perfil conservador que buscan la preservación del capital con una rentabilidad y una volatilidad ajustadas a sus características como “inversores prudentes”, unas características de rentabilidad/riesgo que, recuerda García, “guardan mucha similitud con el tipo de cliente de Caja Rural de Castilla-La Mancha”.

Sus comisiones directas por gestión y depositaría son del 1,25% y del 0,12%, respectivamente. Indirectamente y debido a la inversión en otros fondos de terceros, también soportará comisiones de gestión y depositaría del 2,5% y del 0,4%, respectivamente.

El hasta ahora único fondo de Caja Rural de Castilla-La Mancha es el Rural Castilla La Mancha, un renta fija de ultra corto plazo, según Morningstar, que es calificado como de retorno absoluto en su folleto en la CNMV. En su caso, aparece Amundi Iberia como gestora y la sucursal en España de Crédit Agricole Luxembourg como depositario.

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído