Caja Laboral Selek: la marca de los nuevos tres fondos de fondos de Caja Laboral


Caja Laboral Gestión acaba de registrar en CNMV tres fondos de fondos mixtos, con una inversión mínima del 50% de sus activos en IIC. Dos de ellos son de renta variable mixta, Caja Laboral Selek Plus (con hasta el 40% en bolsa) y Caja Laboral Selek Extraplus (con un máximo del 60% en el activo), cuyo universo de inversión es internacional, y otro de renta fija mixta de la zona euro, Caja Laboral Selek Base, con un límite en bolsa del 20%. La gestión de los tres fondos toma como referencia el índice Euríbor 3 meses más 50, 100 y 150 puntos básicos según el fondo tenga más capacidad de invertir en renta variable y tienen previsto la inclusión de IIC de retorno absoluto, también en distintas proporciones. Los límites de inversión en emergentes o high yield también varían y en los dos últimos fondos, la cartera de renta fija puede tener duraciones negativas.

 

Así, Caja Laboral Selek Base, que toma como referencia de gestión el índice Euribor 3 meses más 50 puntos básicos, invierte de forma directa y como mínimo un 50% de forma indirecta –a través de IIC de carácter financiero, que sean activos aptos, armonizadas o no, pertenecientes o no al grupo de la gestora- en renta fija y variable. La inversión en deuda será como mínimo de un 70% de la cartera y la variable, hasta el 20%. El otro 10% puede ser invertido, como máximo, en IIC de retorno absoluto con una gestión orientada a la obtención de rentabilidad en términos absolutos.

 

Según el folleto, la renta fija será tanto pública como privada, incluye depósitos e instrumentos del mercado monetario no cotizados que sean líquidos. Las emisiones serán como mínimo en un 60% de alta calidad crediticia si bien hasta un 35% puede invertirse en activos con mediana calidad. Además, hasta un 15% en renta fija emergente y/o high yield, con una duración media de la cartera de entre 0 y 3 años. Sin embargo, la renta variable no tendrá predeterminación en cuanto a sectores o capitalización, con un máximo del 5% en países emergentes. De hecho, las inversiones totales en renta variable de países emergentes y de renta fija emergente y/o high yield no superarán el 15% de la exposición total. Adermás, la suma de las inversiones en valores de renta variable emitidos por entidades radicadas fuera del área euro más la exposición al riesgo divisa no superará el 30%. Los gastos corrientes del fondo son del 2,57%.

 

En segundo lugar, el Caja Laboral Selek Plus también es un fondo de fondos (con un mínimo de la mitad del patrimonio en otras IIC) que apuesta por renta variable internacional, aunque de forma mixta, incluyendo un mínimo del 40% en renta fija. La gestión, que toma como referencia el índice Euribor 3 meses más 100 puntos básicos, invertirá hasta el 40% en bolsa y hasta un 20% en IIC de retorno absoluto.

 

En este caso, las emisiones serán como mínimo de un 60% en alta calidad y un 35% en mediana calidad y hasta un 25% en deuda emergente y/o high yield, con una duración media de entre -1 y 6 años. El máximo de inversión en emergentes es del 10%. Además, las inversiones totales en renta variable de países emergentes y de renta fija emergente y/o high yield no superará el 25% de la exposición total, según el folleto. La suma de las inversiones en valores de renta variable emitidos por entidades radicadas fuera del área euro, más la exposición al riesgo divisa podrán superar el 30%. La entidad estima que los gastos corrientes del fondo ascienden al 2,87%.

 

Por último está el Caja Laboral Selek Extraplus, un fondo de fondos de renta variable mixta internacional, cuya gestión, que toma como referencia el índice Euribor 3 meses más 150 puntos básicos, también invertirá como mínimo la mitad de su patrimonio en fondos de inversión de carácter financiero. Dicho patrimonio tendrá exposición máxima a renta variable del 60% y el mínimo de renta fija será del 10%. Hasta el 30% puede estar invertido en IIC de retorno absoluto.

 

En este caso, la renta fija será tanto pública como privada, incluye depósitos e instrumentos del mercado monetario no cotizados que sean líquidos, con un mínimo del 60% en emisiones de alta calidad y hasta el 35% en mediana. También el máximo es del 35% para renta fija emergente y/o high yield, con una duración media de la cartera de deuda entre -2 y 7 años. Además, el máximo de renta variable emergente es del 20% y del 35% en renta variable y fija y high yield. En este caso, los emisores serán OCDE, sobre todo Europa y EEUU y la suma de las inversiones en valores de renta variable emitidos por entidades radicadas fuera del área euro, más la exposición al riesgo divisa sí que podrán superar el 30%. Sus gastos corrientes ascienden al 3,17%.