Caja España Fondos completa la reorganización de su equipo y su gama de productos


En Caja España Fondos han hecho los deberes en los últimos años tras la integración de las gestoras de IIC de Caja Duero y Caja España. El catálogo de fondos quedará completado a lo largo del primer semestre del año y los equipos de gestión trabajan ya de manera integrada. 

David Azcona, proveniente de la gestora de Caja España, es el director de Inversiones de la nueva entidad y dirige el equipo de gestión formado por cuatro gestores que venían de esa entidad y dos que se incorporaron desde Gesduero. Se trata de dos gestores de renta fija (María González y Juan Carlos Pérez), dos de variable (Raúl Urízar y Eva Pérez) y dos en selección y carteras de fondos: Esther Revilla y el propio Azcona. En total, gestionan fondos de inversión por valor de 2.180 millones de euros. Actualmente, no tienen sicav bajo gestión y la parte de pensiones la tienen externalizada.

En la gestora, cuyo director general es Francisco Zuriarraín mientras que Martín Huete es director general adjunto, trabajan 36 personas, pues además del departamento de inversiones cuentan con gestión del riesgo, cumplimiento normativo, departamento comercial, legal y relaciones institucionales así como el área de operaciones que integra middle office, valoración y partícipes.

“Estamos orgullosos de tener un abanico amplio de productos para competir”, explica Azcona. Al igual que en la mayoría de las gestoras pertenecientes a las antiguas cajas de ahorro, el perfil de los clientes de la entidad es muy conservador, de manera que el 80% de su patrimonio está en productos garantizados o de renta fija. Aún así, Azcona defiende el tener fondos de valor pues, asegura, eso les permite saber gestionar mejor.

“Ya en 2003 lanzamos fondos VaR y productos perfilados. Siempre hemos apostado por producto de creación de valor, incluso en la parte más conservadora de la gama”, explica. Así, por ejemplo, dentro de los garantizados han lanzado fondos con subyacente de renta variable, oro o divisas en estos años. El último ha sido el FonEspaña Duero Bolsa Europea 1-2017, que está ligado al índice EuroStoxx. VDOS les ha otorgado su rating máximo a los garantizados de renta variable lo que demuestra, según Azcona, que “añaden valor al partícipe”.

Actualmente, cuentan con 58 fondos de los que 29 son garantizados. Todavía están en proceso de ajuste del catálogo y en las próximas semanas fusionarán otros diez productos. Los nuevos lanzamientos están naciendo ya bajo la marca Fondespaña Duero.

Fondos de fondos

Más allá del producto conservador, Azcona destaca sus fondos de fondos entre los que hay algunos direccionales (de renta variable global y emergente) y dos gamas de total return: una perfilada en función de la volatilidad que esta dispuesto a asumir el participe y otra diferenciada por nivel de riesgo que nutre sus inversiones de productos antiguamente catalogados como alternativos. Para la contratación de fondos de terceros cuentan con Allfunds Bank como plataforma y, al contrario que en otras entidades, la banca privada de la entidad tiene discrecionalidad para contratar sus propios fondos de terceros, sin tener que pasar por la gestora.

Dentro del catálogo de fondos poseen dos de total return de inversión directa, uno multiestrategia y otro 100% divisa. Tanta apuesta por valor no quita para que mantengan con mimo su producto mas tradicional y en su gama tienen varios fondos con cuatro estrellas de Morningstar (el monetario, el de renta fija a corto y largo, el de depósitos y el de renta variable española).

El año pasado lanzaron fondos de rentabilidad objetivo, tan de moda actualmente en el sector, si bien Azcona cree que tenían más sentido en 2012 ya que el mercado está bastante exprimido en términos de binomio rentabilidad/riesgo de ciertos activos y ese mensaje lo están trasladado a la red ya desde finales del año pasado. “Hemos recomendado que suban la duración en sus productos de renta fija ya desde finales del año pasado, para luego pasar a renta variable. Hay que perder el miedo a los tabúes como a los alternativos o a la renta variable”, dice.

Están positivos en emergentes de manera estructural pues consideran que es donde existe valor y prefieren Europa a Estados Unidos por su valoración más atractiva. En general, están positivos en riesgo a largo plazo aunque a corto creen que puede haber lateralidad.

En renta fija, salieron de deuda core europea y de corporativa investment grade ya el año pasado pues consideraban que las rentabilidades ya no eran atractivas y que puede haber volatilidad. En España, sí son positivos en renta fija en tires hasta seis años, pero con cierta cautela y en renta variable nacional creen que ya no todo vale, “que es lo bonito de este año”.

Ahora que esta entidad ha completado todo su proceso de integración, tiene por delante los retos que se deriven de la integración de Caja España Duero en Unicaja, una operación que no termina de ver la luz. 

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído