CaixaBank reduce un 5,5% el volumen de fondos de inversión


La negativa evolución de los mercados en los últimos meses está dificultando a las entidades financieras españolas mantener el volumen gestionado en fondos de inversión. Una de ellas es CaixaBank, que al igual que el resto también hace un mayor esfuerzo por captar depósitos. Al término de junio, administraba 17.099 millones en fondos, un 5,5% menos que un año antes, mientras que en fondos de pensiones contaba con 13.961 millones, un 1,8% menos, según los datos presentados por el consejero delegado de la entidad, Juan María Nin, quien destacó la intensa labor comercial realizada por sus empleados en el primer semestre.

No obstante, el total de recursos gestionados fuera de balance se mantuvo en el mismo nivel que el año anterior, en 44.874 millones, gracias a que la partida de otros recursos gestionados aumentó un 9,8%, hasta 13.814 millones. 

Donde sí logró la entidad una evolución claramente positiva, a diferencia de otras entidades, fue en los recursos en balance, que aumentaron un 2,9%, hasta elevarse a 201.948 millones. De esa cifra, los depósitos ascendían a 136.609 millones, tras crecer un 4,2%.

De esta forma, la ratio entre recursos fuera y dentro de balance se amplió hasta suponer un 22,2%. La entidad consiguió, además, reducir el margen del pasivo hasta el 1,65%, lo que le permitió mejorar su diferencial, dado que el de créditos se redujo en menor medida. Fruto de esta evolución, el margen de intereses del grupo (el que refleja la diferencia de ingresos por créditos y gastos por depósitos, más las operaciones de deuda) creciera un 15,7%, hasta 1.786 millones.

Este crecimiento no pudo reflejarse, ni mucho menos, en la cifra total de beneficios, que descendieron un 80,1%, hasta 166 millones, debido a los 2.736 millones dedicados a la cobertura de los activos inmobiliarios según las nuevas exigencias del Gobierno. 

Descenso en las comisiones de fondos

La cuenta tuvo otro factor relevante: el aumento del 8,7% en las comisiones ingresadas (se elevaron a 839 millones), impulsadas por el negocio bancario (636 millones, tras crecer un 13,5%) y los seguros y planes de pensiones (100 millones, con un aumento del 11,2%). En cambio, la facturación por fondos de inversión descendió un 11,2%, hasta 71 millones, y la de valores y otros, un 17,6%, hasta 42 millones.

Nin insistió en su presentación en el importante esfuerzo comercial realizado en las oficinas. Fruto de ello es el crecimiento de los recursos gestionados en banca personal, hasta 64.828 millones, y en banca privada (más de 500.000 euros de patrimonio), donde ya administra 38.130 millones

Empresas

Noticias relacionadas