CaixaBank reduce su patrimonio en fondos pero incrementa sus comisiones un 14% interanualmente


Aunque el 2018 haya sido un año de retroceso patrimonial para el negocio de fondos de inversión y otros recursos fuera de balance de CaixaBank, la entidad incrementó sus ingresos netos por comisiones en esta actividad. La firma superó los 500 millones de ingresos por fondos, sicav y carteras, casi un 14% más que un año atrás.

Asimismo, el grupo aumentó sus comisiones por planes de pensiones un 5,5% interanualmente, hasta alcanzar los 216 millones. Todo el negocio de gestión de activos de CaixaBank supuso el 33% de las comisiones netas del grupo en 2018 y el 10% de su margen bruto. La meta del grupo para 2021 es situar las comisiones netas por gestión de activos por encima de los 1.000 millones, quedándose en 2018 a unos 280 millones. 

Frente al cierre de 2017, la entidad ha perdido un 3,5% de patrimonio en fondos, sicav y carteras y un 0,9% en pensiones, cayendo su volumen a los 64.500 y 29.400 millones, respectivamente. Según explica la entidad, estas caídas se deben al importante impacto de mercado sufrido en la parte final del año pasado.

CaixaBank, tal y como apunta en su presentación de resultados, está aprovechando sus fuertes capacidades en asesoramiento y tecnología para mejorar de forma sostenida las cuotas de mercado en productos de ahorro a largo plazo. Según apunta la firma, el 85% del patrimonio gestionado en fondos de inversión propios está en manos de clientes de Banca Privada y Premier, de los cuales un 95% está en un contrato de asesoramiento. Por otro lado, las carteras gestionadas suponen el 45% del patrimonio gestionado en fondos de inversión, excluyéndose aquí los fondos de terceros. Según Inverco, CaixaBank AM atesoraba al cierre de año más de 43.800 millones, lo que signficaría unos 20.000 millones de los fondos de la casa están en carteras gestionadas. 

Empresas

Noticias relacionadas