CaixaBank lanza una OPA voluntaria sobre BPI


CaixaBank acaba de anunciar que lanzará una oferta pública de adquisición (OPA) voluntaria sobre todas las acciones que no controla en el banco portugués BPI, es decir, sobre el 55,9%. El precio ofertado será de 1,113 euros en metálico, confirma la entidad española en su comunicado oficial.

La oferta de CaixaBank, primer accionista de BPI con el 44,1% del capital, está condicionada a la supresión de la limitación del 20% en los derechos de voto de BPI, a alcanzar más del 50% del capital de Banco BPI y a la obtención de las autorizaciones regulatorias aplicables.

Esta oferta se produce después de que no haya sido posible cerrar un acuerdo satisfactorio con Santoro Finance para resolver los problemas de concentración de riesgos en Angola por parte de BPI. Ante esta situación, CaixaBank ha solicitado al BCE la suspensión de cualquier procedimiento administrativo contra BPI relacionado con su situación de exceso de concentración de riesgos en Angola, con la finalidad de permitir a CaixaBank encontrar una solución a dicha situación para el caso que tome el control de BPI, explica la firma española.

El precio ofrecido por CaixaBank supone valorar a BPI en 1.622 millones de euros. La oferta, que se registrará en la Comissão do Mercado de Valores Mobiliários portuguesa (CMVM) una vez se reciban las aprobaciones pertinentes y se haga efectiva la supresión de la limitación del 20% de los derechos de voto, se estima que se completará durante el tercer trimestre de este año.

Apuesta por el mercado portugués

CaixaBank, que llegó al mercado portugués hace 21 años con su entrada en BPI, seguirá apoyando al equipo directivo de BPI, cuya gestión ha colocado a la entidad entre los bancos más sólidos del mercado portugués. El banco español tiene la intención de que BPI continúe siendo una compañía cotizada tras la finalización de la oferta. Tras la OPA, CaixaBank analizará y planteará potenciales áreas de cooperación entre las dos entidades con el objetivo de desarrollar sinergias, reducir costes e incrementar fuentes de ingresos. Se estima unas sinergias potenciales de costes de 85 millones a partir del tercer año y unas sinergias de ingresos anuales de 35 millones.

BPI es el quinto banco en Portugal por activos, cifrados en 40.700 millones, de los que 33.300 millones corresponden a su actividad doméstica. Los créditos netos ascienden a 24.282 millones (22.800 en Portugal) con un ratio de morosidad del 4,6%, y los recursos de clientes a 35.700 millones (28.800 millones en Portugal). En 2015 obtuvo un beneficio neto de 236,4 millones, frente a las pérdidas de 2014. La entidad cuenta con 8.529 empleados, de los que 5.899 corresponden a la actividad doméstica, y 788 sucursales (597 en mercado doméstico).

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído