Tags: Legal | Negocio |

CaixaBank extiende el colectivo de inversores de sus clases cartera a los clientes con asesoramiento independiente


Poner a punto las clases cartera está siendo la principal prioridad de las gestoras españolas en las últimas semanas. Aquellas firmas que no las tenían continúan lanzándolas y las que sí, las están redefiniendo para adaptarse a la nueva normativa europea, MiFID II, que exige incluir clases limpias de fondos para determinados servicios.

CaixaBank AM, quien ya tiene este tipo de clases exclusivas para el servicio de gestión discrecional de carteras en más de una treintena de fondos, notifica a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que modifica el colectivo de inversores de dichas clases.

A partir de ahora, además de dirigirse exclusivamente a clientes con gestión discrecional, se extiende también a los clientes con un contrato de servicio de asesoramiento independiente encomendado al grupo. En este sentido, informan que en los próximos 18 meses se actualizarán los folletos informativos de los fondos, pero que a partir del 1 de enero de 2018 la modificación notificada mediante hecho relevante ya tendrá efectos.

Por su parte, KutxaBank Gestión, que hace unos días ampliaba su oferta de clases cartera, modifica en dos productos procedentes de BBK, el Kutxabank RF Carteras y el Kutxabank 0/100 Carteras, el colectivo de inversores a los que se dirige. Hasta ahora, se dirigía principalmente a clientes con gestión discrecional, sin perjuicio de que otros inversores pudieran acceder al producto. Con esta modificación, al igual que el resto de clases cartera de la firma, este par de vehículos pasan a dirigirse exclusivamente a estos clientes y a otras IIC de Kutxabank Gestión.

Además de los cambios de CaixaBank AM y Kutxabank Gestión, dos nuevas clases de participaciones llegan a March A.M. La gestora, que no disponía de ninguna clase en ninguno de sus fondos, lanza la clase C y la clase S en su fondo March Premier Renta Fija Corto Plazo. La primera se dirige exclusivamente a clientes que suscriban a través de contratos de gestión discrecional de carteras, encomendados o no al grupo al que pertenece al gestora, y la segunda para clientes que tengan suscrito contrato de asesoramiento con entidad autorizada que acredite el pago de un comisión por este servicio.

Otra gestora que estrena nueva clase es EDM Gestión, quien registra para el EDM-Ahorro la clase L, dirigida a clientes de gestión de carteras y de asesoramiento independiente de las entidades con acuerdos de comercialización para este fondo diferentes a la gestora del vehículo.

Asimismo, Bankia Fondos y Caja Ingenieros Gestión amplían el número de clases cartera en cuatro y tres fondos de la firma, respectivamente.

Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 3 Siguiente