CaixaBank centra su estrategia en pensiones en CaixaBank Doble Tranquilidad


Desde la autocrítica y la responsabilidad que le otorga su posición de liderazgo en productos de ahorro a largo a plazo, CaixaBank lleva un año pensando en una solución de ahorro para la jubilación destinada a aquellas personas con entre 55 y 67 años que quieren asegurar la cuantía de su pensión privada antes de la jubilación.

Hasta ahora, reconocen Juan Alcaraz, director general de CaixaBank, y Víctor Allende, director ejecutivo de CaixaBank Banca Privada y Banca Premier, “todo está montado para el momento de la jubilación, pero el verdadero problema empieza a partir de entonces”.

Sin embargo, la firma pretende solucionar este dilema con el CaixaBank Doble Tranquilidad, un instrumento donde el cliente puede agrupar su ahorro de distintos productos (planes de pensiones y plan de previsión asegurado), generar una renta garantizada y conocida de antemano (que se sitúa en torno al 3%, en función de cada caso) y, a la vez, continuar aportando para obtener una renta mayor y/o invertir para maximizar el capital en herencia.

El producto tiene dos fases, una de acumulación donde se invertirá el ahorro generado en otros productos hasta la contratación de esta solución en un PPA cuya inversión se centrará en renta fija. Posteriormente, una vez llegada la jubilación y, en consecuencia, el momento de la disposición, permanece la inversión en el PPA y se destina una parte a un plan de pensiones gestionado activamente, cuya exposición máxima a renta variable será del 30%. En esta última fase, denominada fase de ingresos complementarios, se genera un complemento de ingresos mensuales de importe garantizado y de por vida, y además, se gestiona un capital de fallecimiento para los beneficiarios.

Otro punto a favor del instrumento diseñado por CaixaBank, resaltan los máximos responsables, es la clausula de flexibilidad que permite balancear el saldo destinado al pago de la renta y al capital de fallecimiento según necesidades.

Cliente objetivo

Según sus cálculos, el ahorro medio generado en la horquilla de edad de los 55 a los 60 años, cliente objetivo de CaixaBank Doble Tranquilidad, se sitúa en los 30.000 euros. De contratar este producto, con un 3% de rentabilidad asegurada (aproximada), supondría obtener una renta vitalicia de unos 75 euros al mes.

La entidad, optimista porque considera ofrecer la solución más innovadora del mercado, ofrece la bonificación más alta de su campaña de pensiones, un 4%, a los traspasos externos a este producto.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído