Caixa Catalunya apuesta por los fondos asegurados con garantía externa para paliar la bajada del rating


La caja catalana lo ha tenido claro desde el principio del año. En el escenario actual de bajada de tipos, los fondos de inversión están cobrando protagonismo, en especial los garantizados de renta fija. La entidad lideró en el primer trimestre las captaciones en productos asegurados en el primer trimestre del año, con unas suscripciones netas de 330 millones de euros. Pero la rebaja del rating de Caixa Catalunya por debajo del nivel en el que podía ejercer de avalista para la gestora frenó el lanzamiento de nuevos productos con garantía.

La entidad no se ha rendido y no ha tardado en reaccionar. Para ello, ha utilizado una nueva modalidad de aseguramiento para mantener su apuesta por los garantizados: la garantía externa, en la que la caja asegura a cada partícipe del producto y no al fondo de inversión la rentabilidad asegurada. En la mayoría de garantizados se opta por una garantía interna por la cual la entidad garante abona al fondo la cantidad necesaria si las inversiones de la cartera del fondo no permiten abonar la rentabilidad prevista. En este tipo de garantía se fija un rating mínimo que tiene que tener el garante y que en la actualidad numerosas entidades están perdiendo, como fue el caso de Caixa Catalunya.

Como alternativa se tiene la garantía externa, en la que la entidad abona de forma individual a cada partícipe el importe necesario para lograr la garantía. Esta modalidad tiene el inconveniente de que el inversor tiene que tributar por la cantidad abonada, al ser un dinero externo al fondo de inversión que se le entrega llegado el vencimiento, algo que no sucede con las garantías externas, donde el dinero se destina a aumentar el valor liquidativo del fondo y si no se reembolsan participaciones no tiene impacto fiscal para el partícipe. Pero la garantía externa tiene una gran ventaja para estos momentos: no se ven afectados por la rebaja del rating.

Según Caixa Catalunya, es el primer fondo que registran bajo esta modalidad de garantía externa. Otras entidades afectadas por la rebaja del rating podrían seguir este mismo camino como vía para poder continuar lanzando garantizados.

Lo más leído