Café con Thomas Jefferson


 

Thomas Jefferson (1743-1826) fue el tercer presidente de los Estados Unidos (Obama es el 44º). Autor principal de la Declaración de Independencia, fue un hombre polifacético y de gran curiosidad y talla intelectuales. No en vano fue el fundador de la Universidad de Virginia.

 

Jefferson fue además arquitecto. Admirador del clasicismo y del maestro Andrea  Palladio, absorbió durante su estancia como embajador en París las últimas novedades europeas y él mismo diseñó los planos del campus de la Universidad. Y también de Monticello, el que sería su hogar. Ambos lugares, que se encuentran en la ciudad de Charlottesville (Virginia) fueron designados Patrimonio de la Humanidad por UNESCO.

 

Monticello es hoy un lugar de peregrinación. El visitante puede adentrarse por las habitaciones de la casa de Jefferson: su alcoba, la biblioteca, ver sus curiosos inventos; así como pasearse por el resto de la plantación, que se encuentra en medio de un paraje de gran belleza.

 

Fui y me traje un souvenir. Una taza para tomar el café como a mí me gusta: americano. Y a cada sorbo leo y releo en la taza unas reglas de conducta “jeffersonianas” que parecerían fáciles de seguir:

 

1. Nunca dejes para mañana lo que puedas hacer hoy.

2. No mandes hacer a otro lo que tú mismo puedas hacer.

3. Nunca gastes tu dinero antes de tenerlo.

4. Nunca compres algo que no necesites sólo porque es barato.

5. El orgullo ha hecho más daño que el hambre, la sed y el frío.

6. Nunca se arrepiente uno de haber comido poco.

7. Nada es molesto si se hace con buen talante.

8. Cuánto dolor nos han causado los temores por cosas que no han sucedido.

9. Toma las cosas por su lado más suave.

10. Cuando te enfades, cuenta hasta diez antes de hablar. Si estás muy enfadado, entonces cuenta hasta cien.

 

¿Verdad que parecen fáciles de seguir…?

Lo más leído