Búsqueda de valor en materias primas


Es difícil de imaginar un tipo de activo que cause tanta expectación como las materias primas en los últimos años. La importancia de las mismas ha alcanzado un status relevante con los países emergentes, y la variedad de productos financieros aparecida para invertir en ellas. Dentro del bloque BRIC, Brasil y Rusia son las fuentes de origen de una importante cantidad de commodities y reservas; China es el motor de consumo de las mismas; e India, pese a ser también consumidor, queda eclipsado en su importancia por el gigante asiático.

Además, su baja correlación en el medio-largo plazo con otros tipos de activos hacen que las materias primas sean aún más atractivas, aunque esto no debe confundirse con que a cualquier período nos van a reducir la volatilidad y correlación de nuestra cartera, ya que en el corto plazo no tiene por que suceder.

En los últimos meses, con una mayor información y variedad de productos al alcance del inversor, se percibe un interés cada vez más específico por el sector de materias primas. Utilizo específico en el sentido de hacer distinción entre unas u otras materias primas. Los inversores hacen uso de la información a su alcance para sus decisiones de inversión, y esto es, cuanto menos gratificante para todos los que estamos en esta industria. Aunque existen también algunos inconvenientes a lo mismo, pues esta información no es siempre lo completa o detallada que sería necesario. Los mercados de materias primas son mercados con una elevada volatilidad. Los errores tienen un precio elevado y los titulares de prensa no sirven como asesoramiento de inversión.

Aunque muchos de los productos financieros parecen similares no siempre es así y conllevan distintos perfiles de riesgo y expectativas. De unos a otros productos, las diferencias en resultados, en riesgo y tratmiento fiscal pueden llegar a ser muy importantes.

Los fondos de materias primas tienen una diversificación mínima, exigida por la normativa UCIT, y no es una exigencia gratuita. Entre el universo de materias primas existe también una baja correlación y hace que la selección de commodities a gestionar no sea una tarea baladí. Dentro del universo de fondos de materias primas, se diferencian los productos que invierten directamente en compañías relacionadas con el sector y los que invierten a través de derivados de materias primas. En ambas tipologías de producto el gestor tiene en consideración distintas variables a la hora de tomar decisiones, a ojos de cualquier inversor las variables consideradas en el primer tipo de fondos le serían familiares o incluso de sentido común, pero no ocurre lo mismo con aquellas variables utilizadas en los fondos de derivados de materias primas.

Me gustaría aprovechar esto último para alertar sobre la dificultad de seleccionar commodities y el momento ideal de inversión, pues ese momento no es sólo cuando esperamos que el precio de la materia prima suba, sino que también hay que considerar, entre otros factores, como le pueden afectar los movimientos en la divisa en la que se denomina, si se espera una mayor demanda a futuro o si está habiendo un almacenamiento de esa commodity aprovechando bajos tipos de interés para financiarlo. Un ejemplo actual sobre momentum por precio y no tanto por otras variables, lo tendríamos actualmente en el Gas Natural pese a que el precio de la materia prima esté subiendo.

En conclusión, las materias primas tienen y seguirán teniendo un papel muy importante en el desarrollo de economías que actualmente son claves a nivel mundial, pese a que la gestión especializada en este sector es tan o más importante que en otros.
 

Lo más leído