Buenos vientos para Asia y en contra para EEUU y Europa


Los riesgos para los inversores europeos y estadounidenses siguen creciendo, mientras la inversión en Asia sigue siendo atractiva, según Skandia Investment Group. En su último informe sobre asset allocation, explica su visión neutral sobre la renta variable a causa de la incertidumbre y los riesgos en el mundo desarrollado, si bien considera que mover sus posiciones a una postura de infraponderación es peligroso en la medida en que, de venir un punto de inflexión, será violento.

“Estamos neutrales en renta variable ante la pérdida de confianza a ambos lados del Atlántico. Aunque pensamos que la recuperación económica continuará y se fortalecerá en el segundo semestre del año y las acciones están baratas, los riesgos nos hacen pensar en correcciones y mercados débiles”, explica James Millard, responsable de inversiones de la gestora.

Por regiones, apuesta por las bolsas del Asia emergente, Europa del Este, Latinomérica y Japón –donde ven una recuperación tras el terremoto y tsunami de marzo-, rechazando las del mundo desarrollado hasta el punto de tener una visión muy negativa de las acciones en EEUU. En renta fija, aunque infrapondera el activo debido a sus valoraciones, muestra preferencia por el crédito con grado de inversión, high yield, la deuda emergente o los bonos ligados a la inflación, y cuenta con una negativa visión de los bonos gubernamentales.

En divisas, apuesta por las emergentes y las ligadas a las materias primas junto a la libra esterlina, mientras rechaza el dólar, el euro, la corona sueca y sobre todo el yen y el franco suizo. En materias primas, tiene una visión positiva sobre materias primas y sector inmobiliario, y también sobre la liquidez.

En la gestora también apuestan por el negocio de “agribusiness”, debido a la presión del cambio climático, el crecimiento de la población y la creciente urbanización en los recursos alimenticios y en la forma en que las personas tendrán que adaptar su forma de comer y producir alimentos. Una tendencia secular que ofrece excelentes oportunidades a través de la inversión en la cadena de valor del negocio, para lograr una diversificación efectiva y no jugar simplemente los precios de las materias primas agrícolas.

Lo más leído