“Buena parte del escudo fiscal italiano ha sido virtual”


La iniciativa para repatriar capitales hacia Italia puesta en marcha por el Gobierno de Berlusconi y conocida como escudo fiscal ha hecho aflorar unos 100.000 millones de euros. Pero, como explica Massimo Greco, consejero delegado de J.P. Morgan AM en Italia, sólo una parte de ese dinero ha regresado al mercado italiano. “Buena parte del escudo fiscal ha sido virtual. Se podía traer el dinero a Italia o declararlo y mantenerlo donde estaba. La mitad del dinero declarado ha vuelto, unos 50.000 millones”, señala.

Greco considera que ha habido una relación entre la entrada de ese dinero y el repunte en las captaciones de fondos. “Está claramente relacionado. Ha habido un efecto directo, pero es muy difícil de cuantificar”, afirma. Según el responsable de J.P Morgan AM en Italia, el ladrillo ha sido el destino preferido por estos inversores. “Del dinero que ha vuelto, ha entrado mucho en el sector inmobiliario, que engancha bien con la mentalidad conservadora de los inversores. Todavía no ha entrado mucho dinero en fondos”, dice.

Con un patrimonio de más de 11.000 millones de euros, J.P. Morgan AM es la mayor gestora en el negocio de distribución de fondos de terceros en el mercado italiano. Un 40% de ese patrimonio está en productos de renta variable, otro 40% en mixtos y de rentabilidad absoluta y sólo un 20% en renta fija.

Por productos, la gestora está concentrando sus captaciones en renta variable emergente; en su JPM Global Income Fund, un fondo mixto que invierte en renta variable de alta rentabilidad por dividendo y en bonos high yield; y también en su  JPM Income Opportunity Fund, que invierte en renta fija con un enfoque de rentabilidad absoluta.

“La renta variable emergente se han convertido casi en un tipo de activo central en las carteras. La gente que está en renta variable dice que invierte en emergentes porque quiere comprar crecimiento de verdad”, comenta Greco.

Tras tres años malos para el sector de los fondos, las captaciones han vuelto a ser significativas en Italia, sobre todo para las gestoras internacionales. “El mercado de fondos de terceros en Italia crece más rápido. Pero en términos totales, estamos en niveles de 1990 en cuanto a lo que pesan los fondos como porcentaje del PIB”, destaca Greco.

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído