Brexit y banca italiana: Santiago Churruca (iCapital) y Carlos Fernández (MCH Alinea Global) debaten sobre los temas calientes del verano


El Brexit fue “un gran susto que ha pillado al mercado con el pie cambiado”. Así  define Santiago Churruca, socio de iCapital, la decisión de los británicos en referéndum en torno a la salida de Reino Unido de la Unión Europea. A partir de ahora se abre un periodo de negociaciones y de incertidumbre sobre el futuro de Reino Unido y su posicionamiento independiente en un mundo cada vez más globalizado, así como un replanteamiento del proyecto común europeo. Sobre este nuevo contexto debatieron el propio Churruca y Carlos Fernández, asesor del fondo Alinea Global en MCH Investment Strategies, en una mesa redonda celebrada en el Summer School de Cunef y moderada por Rafael Hurtado, director de Inversiones de Allianz Popular Asset Management.

Que el Brexit pasó de ser un mal sueño a una realidad confirmada lo pone de manifiesto el comportamiento de los profesionales de la inversión tras conocer la decisión de los británicos. “Todos los gestores ajustaron posiciones de manera dramática”, reconoce Churruca, quien varias semanas después del referéndum considera que se han abierto algunas ventanas de oportunidades para invertir en renta variable y renta fija high yield. “El Brexit ha exagerado el movimiento de las bolsas, pero ha puesto en orden el precio del resto de activos”, señala el socio de iCapital. La firma ve valor en la renta variable europea, comprando a la baja en el mismo día del Brexit y posteriores, ya que los precios fueron arrastrados “por la estrechez de mercado, mucho más de lo que se justifica por el efecto macroeconómico del Brexit”. Al mismo tiempo, ha aumentado el posicionamiento en activos defensivos como oro y dólar. Respecto al high yield, opina que cotiza con un spread interesante comparado con niveles históricos y dadas las expectativas de crecimiento que se manejan.

Tanto Churruca como Fernández valoran como “escaso” el impacto económico directo que el Brexit tendrá sobre Europa, siendo sin embargo más severo para la propia economía de las islas. De forma indirecta, sus consecuencias más palpables serán la volatilidad generada en los mercados financieros y el probable efecto político de contagio en otros países del Viejo Continente con tensiones nacionalistas. Además, añade Fernández, se pueden dilatar decisiones de consumo e inversión, así como poner en duda la estructura y funcionamiento de la UE. “Reino Unido le daba algo de cierre y credibilidad al proyecto europeo, es una pena su salida. El reto está ahora, entre otros factores, que no se rompa el marco cultural común creado tras las guerras”, indica el asesor del Alinea Global. En este sentido, “el pragmatismo británico nos venía muy bien en una UE muy burocrática”, defiende Churruca.

Como gestor, Fernández prefiere la situación post Brexit a la situación pre Brexit. “Me gusta la situación de la renta variable en la zona euro. Por ejemplo, aunque no tenemos en cartera bancos europeos, a este precio de la acción dan ganas de comprarlos, ya que puede suceder casi cualquier escenario y seguir infravalorados”, pone en contexto.

Ninguno de los dos profesionales dan posibilidades de éxito a una hipotética reversión del resultado del referéndum y al Brexit. “La UE debe negociar con cierta dureza, al menos de cara a la galería. Lo idóneo es que el marco de Reino Unido con la UE sea similar al de Noruega o Suiza y que se mantenga el nivel de comercio y de servicios”, reclama Fernández.

Del Brexit a la incómoda situación de la banca italiana

El otro tema caliente del verano es la difícil situación financiera que atraviesa la banca italiana, afectada, especialmente, por un gran volumen de créditos fallidos mantenidos en balance desde el inicio de la crisis. “Si algo tiene de positivo su situación es que, como van a ser los últimos bancos europeos saneados, tienen siete u ocho años de experiencia para copiar las mejores prácticas realizadas anteriormente en otros bancos de Europa”, recuerda Fernández, quien, no obstante, no cree que el saneamiento de los bancos italianos vaya a tener un gran impacto en la zona euro. Según su previsión, podría producirse en Italia un proceso de concentración bancaria que hiciera desaparecer algún que otro histórico nombre.

Profesionales
Empresas

Noticias relacionadas

Anterior 1 2 Siguiente

Lo más leído