Brexit: la reacción inicial en los mercados


TRIBUNA de Daniel Morris, responsable de Estrategia de BNP Paribas Investment Partners. Comentario patrocinado por BNP Paribas Investment Partners. 

Un evento multidimensional: el voto de Reino Unido para salir de la Unión Europea tiene un impacto significativo. Sin embargo, no esperamos un contagio al resto de países miembros. El impacto afectará principalmente a Reino Unido. Si hubiera un mayor impacto, afectaría principalmente a los activos de los países periféricos de la Unión Europea y a la fortaleza de Estados Unidos. Llevará tiempo realizar las gestiones políticas para volver a estar como antes. Mientras tanto, habrá cierta incertidumbre política, pero desde nuestro punto de vista, es una buena oportunidad para los inversores para buscar oportunidades.

Los mercados hasta ahora han funcionado de forma ordenada – no se ha producido un gran bloqueo en las transacciones del viernes, justo después del referéndum, ni tampoco el pánico entre los inversores. El viernes, un día después del voto en favor del Brexit, los miedos de una crisis sistémica global parecían exagerados. Llevará tiempo antes de tener la sensación de todo despejado, pero los bancos centrales del G4 (la reserva federal, el banco de Inglaterra, el banco de Japón y el Banco Central Europeo) han informado que están preparados para proveer de liquidez en caso de que se necesitase. Dado que los mercados financieros no estaban en su totalidad posicionados a favor del Brexit, los movimientos del viernes no fueron particularmente notables (ver gráficos 1, 2 y 3 más abajo). Una significativa parte de la volatilidad fue motivada por las operaciones que se deshicieron después de los fuertes repuntes que los mercados tuvieron los días previos al Brexit.

Los movimientos de los mercados el viernes sugieren que los inversores ahora han adoptado una postura defensiva con respecto a las clases de activos – los inversores favorecen la calidad frente a la renta variable y los mercados de créditos, sobreponderados en bonos seguros (bono alemán, tesoro estadounidense y bonos gobierno del Reino Unido), infraponderados en deuda de países periféricos de la Unión Eurpea, infraponderados en deuda de mercados emergentes y materias primas, y están posicionados largos en el yen japonés y el dólar estadounidense frente a las divisas europeas y de mercados emergentes.

Cómo los mercados reaccionaron al Brexit el viernes 24 de junio de 2016

Gráfico 1: Movimientos en los principales índices de renta variable, divisas seleccionadas y materias primas el 24/06/2016

Captura_de_pantalla_2016-07-01_a_la_s__11

Gráfico 2: En el mercado de bonos, los inversores se fueron de los activos con más riesgo para refugiarse en activos más seguros – el gráfico muestra los movimientos en diferenciales/rentabilidades de segmentos de los mercados de bonos el 24/06/2016

Captura_de_pantalla_2016-07-01_a_la_s__12

Gráfico 3: La reacción inicial de los mercados europeos y estadounidenses (S&P) de renta variable el 24/06/2016 fue relativamente contenida comparada con otras correcciones recientes; la experiencia, sin embargo, sugiere que las correcciones pueden durar más (el pico más alto en 2011 tardó 217 días).Captura_de_pantalla_2016-07-01_a_la_s__12

¿Qué pasará luego en los mercados de activos?

En el largo plazo, las valoraciones de todas las clases de activos dependerán de los datos económicos y del sentimiento del inversor. Si, por ejemplo, los datos sugieren que el crecimiento en EE.UU. o China es estable o incluso mejora, entonces las preocupaciones del mercado con respecto al Brexit comenzarían a desvanecerse.

Hasta que no haya una prueba de lo contrario, los mercados financieros tratarán al Brexit como si fuera desinflacionarios (esto puede ser inflacionario para el Reino Unido como resultado de la debilidad de la libra esterlina, pero no para el resto de nosotros). Las ganancias del dólar y el yen son tendencias que los bancos centrales pueden buscar una respuesta.

La asumida amenaza al crecimiento significa que los mercados anticipan que el Brexit podría llevarnos a una relajación de la política monetaria de los bancos centrales del G4. El mercado descuenta una probabilidad del 15 % de subida de los tipos de interés por parte de la Fed (antes del voto del Brexit era del 50%). Los futuros de la Fed incluso descuentan con un 10% la probabilidad que la Fed cambie de rumbo y recorte tipos. El Banco de Japón podría bajar tipos adicionalmente para luchar contra la subida del yen y el BCE podría también bajar tipos o incrementar el tamaño del programa de flexibilización cuantitativa.

 

Empresas

Noticias relacionadas

Lo más leído